Fútbol | Primera División

La delantera del Real Valladolid agudiza su sequía

Varios jugadores del Real Valladolid, entre ellos Ünal y Sergi Guardiola, intentan defender un córner./Pau Barrena-EFE
Varios jugadores del Real Valladolid, entre ellos Ünal y Sergi Guardiola, intentan defender un córner. / Pau Barrena-EFE

Ya han pasado diez partidos desde el último gol de un punta blanquivioleta; el que consiguió Enes Ünal frente al Leganés el pasado 1 de diciembre

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladoild

El Real Valladolid tiene un problema muy serio con la casi nula eficacia de sus delanteros. Más allá de que el equipo abandonó el Camp Nou sin disparar ni una sola vez entre los tres palos defendidos por Ter Stegen -algo que ocurrió por primera vez en lo que va de curso y que ya estuvo a punto de suceder en Mestalla si Alcaraz no lo hubiese remediado marcando un golazo de falta-, la ausencia de gol comienza a ser acuciante para un equipo que pretende salvar cuanto antes la categoría y que se ha visto obligado en el mercado de invierno a invertir una buena cantidad de millones para intentar reforzar su zona ofensiva.

Con 19 goles a favor, la plantilla pucelana es la menos letal de la competición nacional y, como evidencia, cabe destacar que en el choque frente al FC Barcelona se cumplió el décimo encuentro completo consecutivo en el que sus delanteros no han conseguido marcar.

Han pasado ya 900 minutos de juego desde la última vez que uno de ellos anotó (él tanto más reciente de los puntas lo logró Enes Ünal frente al Leganés) y aquella diana ni siquiera fue motivo de alegría, porque solo sirvió para maquillar el resultado en el último minuto de un choque que finalizó con derrota en Zorrilla por 2-4.

Corría el 1 de diciembre, casi a un mes vista de las Navidades que ahora ya parecen tan lejanas cuando se acerca el Carnaval, y con ese gol de cabeza del delantero turco se terminaron, hasta el momento, las reservas de pólvora en la vanguardia blanquivioleta.

Tres partidos sin gol

Desde entonces, dos meses y medio mediante, la zona más adelantada del equipo no ha levantado cabeza y solo las buenas actuaciones de cara al gol de la línea de tres cuartos han mantenido a flote a un conjunto que atraviesa en estos momentos por su tercera peor racha anotadora del curso que nos ocupa.

Tras tres encuentros yermos ante Huesca, Villarreal y Barcelona, los de Sergio acumulan exactamente 292 minutos de juego sin poder cosechar un tanto (desde el de Keko que puso el 2-1 en la parte local del marcador del coso blanquivioleta frente al Celta en el minuto 68 de aquel partido).

Se trata de la tercera vez de este curso en la que el conjunto suma tres partidos consecutivos sin anotar. La primera se prolongó durante algo más de cuatro partidos (concretamente en los primeros 397 minutos de esta liga) y la segunda (de la 11ª a la 13ª jornada) duró 318. De sus últimos siete duelos, el Real Valladolid se ha quedado a cero en cinco de ellos y en los otros dos los goles han salido de las botas del mediocentro Rubén Alcaraz y de Keko y Óscar Plano, este último el pichichi del equipo junto a Enes Ünal, con tres goles cada uno.

Las llegadas de Stiven Plaza, que en Barcelona debutó de forma oficial como futbolista blanquivioleta, y de Sergi Guardiola, que ha jugado ya cuatro partidos completos, no han servido por el momento para paliar este déficit de mordiente del que Duje Cop es el principal afectado, puesto que no ha sido capaz de marcar ningún gol hasta la fecha pese a haber participado en casi 600 minutos de liga y otros 247 de Copa.

El atacante ecuatoriano, por su parte, aún no ha tenido oportunidades para demostrar sus cualidades de cara a portería puesto que solo ha jugado quince minutos, mientras que Sergi Guardiola sí que está teniendo continuidad, pero con muy poco acierto. Ha disparado ya en 13 ocasiones (cuatro de ellas en el partido del Camp Nou), pero tan solo una vez a portería, y sin fortuna. Pese a ello, por él pasan la mayoría de las esperanzas del equipo; porque el año pasado anotó 22 goles en un Córdoba que se salvó del descenso por los pelos y porque en su debut como pucelano, frente al Celta, y en el choque frente al FC Barcelona realizó acciones de mucho mérito que han hecho que los aficionados y el cuerpo técnico vean en él a un clavo ardiendo al que agarrarse, aunque de momento sin ninguna fortuna.

Goles muy repartidos

Pese a que estos cuatro futbolistas -Enes Ünal, Duje Cop, Sergi Guardiola y Stiven Plaza- son los que juegan más cerca del área rival, no integran la línea que más veces ha intentado encontrar el gol.

El jugador blanquivioleta que más ha disparado ha sido Rubén Alcaraz, con 25 tiros, y el que más veces lo ha hecho sobre la portería es Toni Villa, que ha anotado dos tantos tras 14 lanzamientos. Plano, por su parte, ha marcado tantos goles como Enes Ünal y los ha logrado con 22 disparos, 9 de ellos a portería, frente al saldo de 23/10 del internacional con la selección de Turquía.

Es la línea de tres cuartos la que más tantos ha aportado a los de Sergio González gracias a los aciertos de Óscar Plano, pero también a los dos goles de Toni y Leo Suárez (que salió del equipo en enero) y a las solitarias dianas de Keko y Daniele Verde. La defensa, por su parte, ha contribuido a llenar el zurrón del Real Valladolid con cuatro tantos; los dos de Antoñito que sirvieron para ganar en el Benito Villamarín y en Anoeta; el de Nacho con el que se tumbó al Levante en el Nuevo José Zorrilla y el de Fernando Calero frente al Atlético de Madrid.

El conjunto blanquivioleta comienza a jugarse a partir de esta semana el tramo decisivo de la temporada, con los partidos ante Espanyol, Eibar o Real Sociedad en el horizonte más próximo. Que el número de goles crezca se convierte ya en obligatorio.