Fútbol | Primera División

Los delanteros del Villarreal también están en crisis

Gerard Moreno sujeta de la cabeza a Santi Cazorla para felicitarle tras el gol delp primero frente al Espanyol en el partido de la pasada semana./Domenech Castelló-EFE
Gerard Moreno sujeta de la cabeza a Santi Cazorla para felicitarle tras el gol delp primero frente al Espanyol en el partido de la pasada semana. / Domenech Castelló-EFE

Gerard Moreno, Carlos Bacca y Toko Ekambi, acostumbrados a golear, no están consiguiendo este años hacerlo con asiduidad

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

El pasado verano, cuando el mercado de fichajes ya languidecía, el Villarreal aceptó ceder a Enes Ünal al Real Valladolid durante un año, ante la sobrepoblación que acuciaba al submarino amarillo en la zona de ataque y las evidentes carencias en esa misma franja de los blanquivioletas.

El delantero turco, que según el Observatorio del Fútbol CIES tiene un valor estimado de 17,5 millones de euros, se convirtió así en el jugador más caro de la plantilla del Pucela, pero ese montante no le hace sombra a los 34,9 millones en los que se sitúa el coste de Gerard Moreno ni a los 23,8 de su compañero en el ataque Toko Ekambi.

El mercado futbolístico obliga a los clubes a establecer un precio para bienes que no son tangibles y de todos ellos, sin duda, el más caro es el gol, lo que provoca que en muchas ocasiones también sea el que más sobrevalorado está. Eso parece ocurrirle este año al Villarreal que, pese a contar con una delantera millonaria en la que además de Moreno y Ekambi se encuentran Carlos Bacca (con un valor de 10 millones) y el canterano Samu Chukwueze (10,2), no está consiguiendo traducir esa inversión en goles ni, por extensión, en victorias (hasta la fecha los de Javi Calleja han ganado tres partidos, empatado diez y perdido un total de nueve).

Carlos Bacca celebra un gol con el Villarreal en la Copa del Rey.
Carlos Bacca celebra un gol con el Villarreal en la Copa del Rey. / Domenech Castelló-EFE

Gerard Moreno y Bacca comparten el pichichi del equipo evidenciando que acceder a esta figura está barato este año en el submarino amarillo, ya que cada uno de ellos ha anotado hasta la fecha un total de cuatro tantos en liga.

El punta barcelonés es en el que más han confiado los entrenadores Javi Calleja y Luis García en lo que va de campeonato, ya que suma 1.785 minutos de juego repartidos en 22 partidos (todos los que se han jugado hasta la fecha en liga).

Pese a todo el tiempo que ha estado sobre el campo, Moreno tan solo ha conseguido disparar en 23 ocasiones entre los tres palos (una cada 77 minutos) y, a la vista está, con muy escaso acierto. Sus discretos números contrastan con los que consiguió el año pasado en el Espanyol, conjunto con el que encontró la diana en 16 ocasiones jugando 3.412 minutos. Es decir, en el doble de tiempo sobre el césped anotó el cuádruple de goles que los que ahora luce en su cuenta particular.

Junto a él, en lo más alto de esta roma tabla de goleadores se sitúa el colombiano Carlos Bacca, que disfruta de su segunda temporada en España tras su regreso desde el Milan, donde firmó 31 dianas en dos temporadas.

El curso pasado el colombiano fue capaz de mantener sus cifras con 14 tantos en liga, pero esta temporada su frecuencia goleadora se ha visto seriamente afectada porque ha dejado de ser la primera opción en ataque para los de La Cerámica, en detrimento de Gerard Moreno o Toko Ekambi, principalmente. El internacional se ha cobrado cuatro tantos jugando tan solo 621 minutos repartidos en 19 encuentros (solo uno lo ha jugado completo y solo en tres ocasiones hasta el momento ha sido titular; con él de inicio sobre el campo su equipo solo ha perdido frente al Real Valladolid). El cafetero no es mucho más recurrente de cara a portería que su compañero Gerard (dispara una vez cada 62 minutos por los 77 que tarda en hacerlo el catalán), pero sí que está demostrando que tiene más puntería que él ya que ha conseguido sus cuatro goles con tan solo diez tiros entre los tres palos.

Ekambi protege la pelota ante el acoso de Illarra.
Ekambi protege la pelota ante el acoso de Illarra. / Jose Jordan-AFP

Más minutos que Bacca ha jugado Ekambi, delantero con doble nacionalidad francesa y camerunesa que procede del Angers de la Ligue 1 y que hasta la fecha ha conseguido tres tantos (los mismos que Enes Ünal con el Real Valladolid).

Con el 17 a la espalda ha disputado 20 encuentros, aunque 15 de ellos incompletos, y es, detrás de Gerard, el segundo jugador del equipo que más dispara a portería, aunque solo lo ha hecho en 15 ocasiones, anotando uno de cada cinco de esos tiros.

Solo un gol este año

Está claro que el Villarreal se encuentra ahora mismo inmerso en una crisis de juego y de resultados (lleva dos meses y medio sin ganar en liga), y sus goleadores no son ajenos a ella.

De sus cuatro delanteros, solo Toko Ekambi ha sido capaz de anotar en lo que va de 2019, un tanto que sirvió para igualar el encuentro ante el Athletic de Bilbao y retener, hace dos jornadas, un punto en La Cerámica.

Aquí el que más está sufriendo es el talentoso canterano Samuel Chukwueze, que anotó su segundo gol con el primer equipo en un lejano 25 de noviembre (los suyos ganaron 2-1 al Betis).

El caso de este nigeriano de 19 años es peculiar, puesto que ha disputado este curso tantos partidos con el Villarreal (9) como con el filial que disputa sus encuentros en Segunda B y ha anotado dos goles en liga con cada uno de estos equipos. Pese a esta dualidad en sus responsabilidades sobre el campo, ha jugado ya 807 minutos en liga con el primer equipo en un total de 12 encuentros y en la mitad de ellos lo ha hecho de principio a fin.

Chukwueze celebra su primer tanto con el primer equipo del Villarreal, frente al Rayo Vallecano.
Chukwueze celebra su primer tanto con el primer equipo del Villarreal, frente al Rayo Vallecano. / Kiko Huesca-EFE

 

Fotos

Vídeos