¿Desestructura deportiva en el Real Valladolid?

El autor del texto analiza las consecuencias de una posible salida de Miguel Ángel Gómez del Real Valladolid

Miguel Ángel Gómez en primer término durante la presentación de Rubén Alcaraz como jugador del Real Valladolid./Rodrigo Jiménez
Miguel Ángel Gómez en primer término durante la presentación de Rubén Alcaraz como jugador del Real Valladolid. / Rodrigo Jiménez
CARLOS PÉREZ

La semana pasada falté a esta cita que tengo con vosotros cada viernes desde hace casi diez años. Tenía en mente seguir con mi resumen de fin de temporada a cada estamento del club. Tocaba hablar de la dirección deportiva, tema que además me apetecía mucho. Pero la noticia del estallio de la operación Oikos trastocó muchos planes y entre otros los míos. La noticia estaba por encima de la opinión y a la hora a la que mando esta colaboración no había noticia. Hoy pasa algo parecido, no hay noticia, solo rumores y opiniones tergiversadas. Cómo no quiero participar en ese circo, dejo mi opinión para cuando haya algo cierto. Así que voy con mi crítica sobre la dirección deportiva.

Más información

Ya he dicho en alguna ocasión en esta columna que a Miguel Ángel Gómez le compraría un coche de segunda mano. Me parece un tipo creíble. Pero no hablamos de credibilidad. Hablamos de su trabajo. Y yo además de comprarle un coche de segunda mano, si de mí dependiera, también le daría el puesto para llevar la dirección deportiva del club. Lo haría por conocimiento y por método. Cuando hablo de método, no hablo de un método cualquiera, hablo del suyo. Miguel Ángel Gómez es (hablo sin conocerle personalmente) un director técnico o como se llame su puesto muy poco personalista. Le da importancia al grupo de trabajo. Es analítico. Está tan implicado que pareciera el 'community manager' de la afición. Y tiene personalidad.

Esta semana de los horrores viene cargada de rumores y noticias acerca de la composición de la estructura de la dirección deportiva. Al menos a esta hora son rumores. La posibilidad de Gómez se vaya (al Levante) parece muy cierta. La marcha de su mano derecha y de su mano izquierda no auguran buenas noticias.

¿Qué supondría la marcha de Gómez sumada a la de Luis Ángel Catalina y Jesús Sánchez? Desgraciadamente para mí sería cerrar la puerta por fuera al que debería ser el futuro del Real Valladolid. Es verdad que para Ronaldo es muy importante el desarrollo de la cantera y que muestra de ello es la importancia que le da a la ampliación de los anexos y al proyecto de Pinar del Jalón, pero creo que esto supondría un punto y a parte.

Ojalá en el club crean que la persona que tiene que desarrollar el proyecto sea quien lo creó junto a Carlos Suárez. El criterio de este método de trabajo es el que funciona y el que en dos años nos va a dar más dinero con menos inversión en la historia del club.

Hablo por mí boca, pero creo que para Miguel Ángel es más importante la confianza y el proyecto que el dinero. Y creo que para él ver que esto que ha creado funciona vale mucho. O sea, que la solución es fácil y barata. Esperemos que no sea tarde para recobrar esa confianza.