Real Valladolid

Un discreto Rayo descarga en Zorrilla

Alcaraz, Kiko Olivas, Calero y Ünal forman la barrera en un golpe franco ante el Atlético de Madrid, en el último partido del año en Zorrilla. /G. VILLAMIL
Alcaraz, Kiko Olivas, Calero y Ünal forman la barrera en un golpe franco ante el Atlético de Madrid, en el último partido del año en Zorrilla. / G. VILLAMIL

El Pucela recibe en el primer partido del año al segundo equipo más goleado, penúltimo de la clasificación y que solo ha ganado un partido a domicilio en lo que va de campeonato

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

El Real Valladolid tiene esta tarde a partir de las 13:00 horas la posibilidad de responder con una victoria al entusiasmo que ha mostrado la afición a su regreso de las vacaciones. Los Anexos y el estadio han registrado esta semana inéditas concentraciones de aficionados para presenciar los entrenamientos y dejar constancia del apoyo que tiene el equipo que dirige Sergio González en Valladolid. Es previsible que Zorrilla vuelva a registrar una gran entrada para comprobar si el Pucela es capaz de superar sus problemas en casa.

En los 17 partidos disputados hasta el momento en Liga el Real Valladolid ha conseguido más victorias a domicilio (3, frente al Villarreal, Betis y Real Sociedad) que ante su afición (2, frente al Levante y el Huesca). Pero, además, los de Sergio González cosecharon la victoria más dolorosa en lo que va de primera vuelta en Zorrilla, frente a otro equipo madrileño, el Leganés, ante el que encajó la mayor goleada en lo que va de temporada (2-4) para quebrar una buena racha de juego y resultados, antes de recuperarse frente a los donostiarras.

No obstante, Sergio González, que expresaba el pasado jueves su confianza en el equipo, advirtió sobre la posibilidad de 'despistarse' ante un Rayo Vallecano que, según sus palabras, no merece el puesto que ocupa en la clasificación (penúltimo, a 3 de la salvación.

Malas referencias

Sin embargo, los pupilos de Míchel no han demostrado en los primeros 17 partidos del campeonato tener argumentos para mantenerse en Primera. Solo ha ganado 3 de los 17 partidos jugados yes el segundo equipo más goleado de la categoría (32 goles encajados) solo por detrás del casi desahuciado Huesca, que ocupa el último puesto de la tabla. Además, el balance entre los enfrentamientos entre ambos equipos en Zorrilla en Primera división, es claramente favorable al Real Valladolid, que ganó en cinco ocasiones, empató en dos y perdió en tres.

Aun así, Sergio González no se fía. Sabedor de que su equipo tropieza con más asiduidad en casa que fuera, recordó el jueves que el Rayo podría haber iniciado un nuevo ciclo, tras su victoria en Levante en la última jornada del año. Un cambio que intentará consolidar en Zorrilla habida cuenta de que a Míchel no le faltan recursos en el vestuario.

Destacó Sergio la presencia de Raúl de Tomás, «un delantero por el que nos hemos peleado siete equipos». El madrileño es, además, el actual pichichi del equipo con cinco dianas y tiene un especial acierto cuando se enfrenta al Pucela, su exequipo en la temporada 2016/2017). De hecho, el año pasado, en Segunda, marcó un gol en cada uno de los enfrentamientos frente los blanquivioletas.

Otro de los referentes del equipo de Míchel es Álvaro, un jugador de banda codiciado por grandes equipos, como el Nápoles, que suma dos goles en su cuenta particular.

Pero el nuevo ciclo, si es que se consolida, del Rayo Vallecano, tendría que ver con la solución que ha aplicado Míchel para atajar la sangría de goles que recibe: la alineación de tres centrales.

Aún así, Sergio advertía de que el peligro el equipo madrileño tiene más que ver con la facilidad con la que llegan al área contraria. Lo fía casi todo Míchel a un ataque muy versátil en el que, según Sergio González puede hacer llegar a las inmediaciones del área de Masip a medio equipo convertido en atacante:«sorprende la llegada de hombres al ataque, el carrilero, el punta, los de banda...» explicaba Sergio el jueves en la sala de prensa. Esa forma de juego, dijo, tiene un contrapartida que intentarán aprovechar los jugadores del Real Valladolid. La concentración de hombres en ataque puede dar ocasiones al Pucela, mediante transiciones rápidas, de plantarse ante Dimitrievsky con más facilidad. Ünal puede tener hoy la oportunidad de superar sus dudas en ataque, ante la fragilidad de la defensa del Rayo.

Vuelve Toni

Sergio no tiene demasiados problemas de vestuario para afrontar el penúltimo encuentro de la primera vuelta. Luismi, lesionado y a punto de entrar en el quirófano, el central Joaquín y el extremo Ivi se han quedado fuera de la convocatoria por sus problemas físicos, mientras que Cotán y Moi han sido descartados por decisión técnica. Pero la mayor novedad con respecto al once del último partido del año, en San Mamés, es la reaparición de Toni. El interior fue convocado para el partido de Bilbao pero finalmente no pudo jugar por un proceso gripal. Es previsible que esta tarde salte al terreno de juego en Zorrilla en el once, en sustitución de Leo Suárez, que jugó la primera hora en San Mamés, antes de ser sustituido por el italiano Daniele Verde. Antoñito tiene posibilidades de ser titular en la banda derecha.

«El Valladolid, difícil de remontar»

Miguel Ángel Sánchez Muñoz, 'Míchel', entrenador del Rayo Vallecano, elogió ayer al Valladolid que dirige Sergio González, del que dijo que está «muy bien trabajado tácticamente y si se pone por delante es difícil de remontar». Míchel dijo estar muy contento con la vuelta al trabajo y «con ganas de volver a la competición porque venimos de una victoria y queremos reafirmarnos en nuestra idea».

Sobre el rival dijo que «encaja poco y por eso la idea es tomar la iniciativa y buscar ese momento de ponernos por delante. Es un equipo que trabaja muy bien y es difícil hacerle daño», señaló.

«La idea es querer el balón, ser intensos en la presión y dominar el juego», confesó. «Estoy cien por cien seguro de que el equipo está convencido que sabe lo que hace y vamos a salir de abajo. Es el mensaje que me manda el jugador y la sensación que tengo. Lo veo en ellos, lo único que este mes es traicionero porque se oyen muchos rumores y necesitamos gente centrada en el equipo», apuntó.

«Ahora hemos ganado los dos partidos de casa y hemos perdido los dos de fuera. Hay que tener un poco más de regularidad. Tenemos que ser un equipo que también lleve lo bueno fuera de casa para ser más consistentes».

 

Fotos

Vídeos