El VAR

El autor reflexiona sobre la aplicación del videoarbitraje tras las polémicas del fin de semana

Ünal muestra su desaprobación durante el partido frente al Sevilla./R. Gómez
Ünal muestra su desaprobación durante el partido frente al Sevilla. / R. Gómez
CARLOS PÉREZValladolid

A principios de temporada hablaba sobre el VAR. Soy un ferviente defensor de su aplicación y creo que hace más justo cualquier deporte en el que se use, con la denominación que sea. Esta semana estoy escuchando que la aplicación del VAR en España está siendo un fracaso. Un inexplicable error en Bilbao con Jaime Mata de protagonista junto al gol anulado a Ünal en Sevilla han provocado esta reacción. No creo que se ajuste a la realidad el término fracaso. Una cosa es que haya errores y otra bien distinta es que se crea que estamos peor que antes. Para hablar de fracaso habría que tener la expectativa a de error cero y eso creo que no es posible. Es más, sin tener una estadística a mano, creo que el porcentaje de aciertos de las jugadas revisadas supera con bastante el noventa por ciento.

Yo hablaba en agosto de aspectos que me gustaría que fuesen de otra manera y sigo pensando igual. Sigo pidiendo que los equipos deben tener derecho a un número limitado de revisiones obligatorias si así lo piden si se ven perjudicados.

O sea, que el árbitro se acerque a la pantalla y revise la jugada si así se lo pide uno de los dos equipos. Otro de los aspectos que pedía es la transparencia. Sería mucho más justo que la revisión fuese abierta. Que se pueda seguir en directo la conversación entre los dos árbitros y así conozcamos el criterio que se sigue en las manos, fueras de juego o cualquier otro lance del juego. Añado, aunque no tiene que ver con el VAR, que podíamos aprender del rugby donde se puede escuchar la conversación y explicaciones que el árbitro da a los jugadores. Que no termino de entender porque se vetan todas esas conversaciones. Forman parte del deporte y del espectáculo. Es viernes y yo sigo sin saber si está bien anulado o no el gol de Enes Ünal. Es viernes y nadie ha explicado por qué se anula ese gol o por qué no se pita penalti a Mata en Bilbao. El VAR no es un fracaso, lo que es un fracaso es lo que pasa el lunes. O lo que no pasa, mejor dicho. Ese ocultismo es el que hace que se siga dudando de los árbitros.

Con todo y con eso, esta liga es mucho más justa que la anterior y por muchos errores que se hayan podido cometer, son muchos menos que los que se producían antes.

 

Fotos

Vídeos