Fútbol | Primera División

El entorno del Real Valladolid: entre la indignación y el optimismo

Sergi Guardiola golpea el balón ante la oposición de Godín./Ramón Gómez
Sergi Guardiola golpea el balón ante la oposición de Godín. / Ramón Gómez

Los sinsabores arbitrales no deben ocultar que el Pucela mejora su juego cada semana que pasa

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

Nadie dijo que iba a ser fácil. Quedan tres jornadas de LaLiga Santander por disputarse y el Real Valladolid ha regresado a los puestos de descenso, a dos puntos de la salvación que marca el Girona con 37, los mismos que Levante y Celta de Vigo.

Sobre el papel, el equipo de Sergio González ha dejado de depender de sí mismo para salvar la categoría porque su desventaja tras caer en el Wanda el sábado obliga a que los conjuntos que le preceden se dejen hasta final de temporada más puntos que los blanquivioletas, pero lo cierto es que en la penúltima jornada se disputa un Girona-Levante que puede ser el clavo ardiendo al que pueda agarrarse un equipo que en lo que queda de campeonato se verá las caras con Athletic de Bilbao, Rayo Vallecano y Valencia.

Más información

El próximo domingo frente al conjunto vasco (Nuevo José Zorrilla, 18:30 horas) llega el primero de esos encuentros que a muy corto plazo van a determinar dónde estará el Pucela en la próxima temporada y que el propio Joaquín, central pucelano, no dudó en señalar ayer como «una nueva final, aunque sin trofeo». «Sumar tres puntos contra el Athletic sería dar un paso muy importante hacia la permanencia y tenemos que tratarlo como tal», aseguró el almeriense pensando en una victoria que para el entrenador y colaborador de El Norte, Javier Yepes, está al alcance de la mano frente a los de Garitano. «El Atlético es mucho más equipo y el Real Valladolid pudo puntuar en el Wanda», recuerda el exsecretario técnico del club, que además considera que el cuadro blanquivioleta puede imponer su necesidad frente a un conjunto vasco que «ha cumplido sus objetivos y puede soltar algo de lastre».

«El equipo tiene un tono infinitamente mejor, con más juego y agresividad y con la afición a su lado»

«El equipo tiene un tono infinitamente mejor, con más juego y agresividad y con la afición a su lado» Javier Yepes, entrenador

«Sumar tres puntos ante el Athletic de Bilbao sería dar un paso muy importante hacia la permanencia»

«Sumar tres puntos ante el Athletic de Bilbao sería dar un paso muy importante hacia la permanencia» Joaquín Fernández, jugador del Real Valladolid

«Ahora más que nunca es cuando debemos estar juntos porque el primer objetivo está en nuestras manos»

«Ahora más que nunca es cuando debemos estar juntos porque el primer objetivo está en nuestras manos» Ronaldo Nazário, presidente del Real Valladolid

«Estamos con el equipo porque vemos que lo da todo pese a algunas decisiones arbitrales incomprensibles»

«Estamos con el equipo porque vemos que lo da todo pese a algunas decisiones arbitrales incomprensibles» José Antonio Pérez, presidente de la Federación de Peñs del Real Valladolid

Avisando de que «tenemos que sufrir hasta el final», se muestra el técnico «optimista» porque «el equipo tiene un tono infinitamente mejor, con más juego y agresividad y con una afición que comulga más que nunca con él».

Esto último ha quedado ampliamente demostrado a lo largo de la temporada y el presidente de la Federación de Peñas, José Antonio Pérez, se encarga de refrendarlo de cara al esprint final de la Liga y ante «una final que de ganarla daría pie a jugar otras dos finales». «Estamos con el equipo porque vemos que lo da todo pese a los malos resultados y a algunas decisiones que nos parecen incomprensibles», asegura Pérez. Anima, de paso, a los seguidores blanquivioletas a «no bajar los brazos» y a los que acudan al encuentro del domingo frente al Athletic de Bilbao a «convertir el Zorrilla en un infierno para el equipo rival».

A diferencia de otras temporadas en las que el Real Valladolid ha caído a las posiciones más bajas de la tabla firmando partidos decepcionantes, la ciudad respalda a un equipo y un entrenador que se ganaron su respeto con el ascenso de la pasada campaña y lo apuntalaron con un espectacular primera vuelta. Ahora, con una plantilla con renovadas capacidades deportivas, la afición sigue creyendo en que su equipo puede ganar los tres partidos que restan, como asegura José Antonio Pérez.

Para conseguir sacar los máximos puntos posibles en los tres encuentros que quedan y aprovechar todas esas virtudes que el equipo ha reverdecido gracias a la irrupción de Waldo o a la evidente mejoría del ataque con la dupla Ünal-Sergi Guardiola, como apunta Javier Yepes, los futbolistas están obligados a «limpiar la cabeza». De esa expresión ya tiró Óscar Plano hace pocas semanas y a ella recurrió igualmente ayer Joaquín para intentar alejar de sus pensamientos las malas experiencias con las decisiones arbitrales que han lastrado al equipo durante toda la temporada. « Tenemos que limpiar la cabeza porque ahora estamos muy cabreados; para ello tenemos un día y medio (por la tarde de ayer y la jornada de hoy) y después, a preparar la final, porque nuestra gente se merece estar en Primera y tenemos que luchar por ello», dijo el defensa. A juicio de Yepes, los futbolista son, en ese aspecto, «son listos y saben que todo lo ocurrido antes son historias pasadas sobre las que no hay nada que hacer». «El equipo tiene que centrarse en mantener el ritmo, seguir estando fuerte físicamente y recuperar lesionados ahora que la plantilla, la prensa y la afición están más a favor que nunca».

Ronaldo, ambiguo en Twitter

En la semana del robo al Real Valladolid en el Wanda Metropolitano (el equipo cayó por 1-0 con un gol en propia puerta de Joaquín que acababa de recibir una falta y después vio como no se señalaba un penalti por manos de Arias) y de la polémica entre el club y el Ayuntamiento por la falta de avances en la reforma del Nuevo José Zorrilla, Ronaldo Nazario se mostró por primera vez molesto en Twitter. El presidente del Real Valladolid colgó una serie de mensajes en su cuenta personal en la citada red social en los que declara que sufre «enfado, rabia, frustración...» ante «las decisiones de todo tipo que nos han afectado», sin entrar a profundizar más en cuáles son ese tipo de determinaciones e incluso no dejando claro si se refiere a la polémica con el consistorio vallisoletano o a las sobrevenidas tras las decisiones de los árbitros.

El brasileño asegura en esa serie de mensajes que «han sido muchos años de sufrimiento los que han convertido a la institución en algo que parece haber perdido fuerza», a la vez que declara que aquí se están centrado sus esfuerzos: en que «nadie piense que no somos importantes ni nos afectan las cosas. Trabajamos para ello, pero por desgracia lleva su tiempo acabar con las cosas enquistadas (sic)».

Pese a este aparente mal ambiente, Ronaldo se suma a las afirmaciones de Joaquín, Javier Yepes y José Antonio Pérez, al pedir unidad: «Ahora más que nunca es cuando debemos estar juntos porque el primer objetivo está en nuestras manos: Zorrilla y nuestra gente, al lado de estos increíbles jugadores y cuerpo técnico, son nuestra mejor garantía. ¡Gracias!», remata el exfutbolista.