El equipo del Real Valladolid entrena mientras comienza a nevar

JUAN ANTONIO PARDAL