Real Valladolid

El estadio Zorrilla cambiará de nombre y cerrará el Fondo Sur

Óscar Puente despide a Ronaldo Nazário tras la reunión mantenida en el ayuntamiento. /G. Villamil
Óscar Puente despide a Ronaldo Nazário tras la reunión mantenida en el ayuntamiento. / G. Villamil

La eliminación del foso conllevará la rebaja del campo para ganar 4.100 butacas al aforo, dentro de una reforma por fases que tendrá un plazo de ejecución de 18 a 24 meses

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

El estadio perderá el nombre de José Zorrilla en la reforma que acometerán club y ayuntamiento, y que principalmente afectará al cierre del Fondo Sur, la eliminación del foso y la pertinente rebaja del terreno de juego para ganar un total de 4.100 butacas al aforo total (de las 26 actuales a 31.000). Además, el proyecto incluye palcos VIP, un gran marcador que jubile al actual, y una reforma integral de los accesos, la fachada exterior, escaleras, baños públicos, etcétera. Datos que ha anunciado en la tarde de hoy el alcalde de la ciudad, Óscar Puente, minutos después de mantener una reunión con una delegación del Real Valladolid, encabezada por Ronaldo Nazário y Carlos Suárez. En las conversaciones también han estado presentes tanto Manuel Saravia, Alberto Bustos y Borja Lara, concejales de Urbanismo y Deportes y responsable de la Fundación Municipal de Deportes, como David Espinar y Matthieu Fenaert por parte de la entidad blanquivioleta.

Noticias relacionadas

Ambas partes se han emplazado al 6 de marzo para estudiar distintos aspectos como el reparto final de la financiación o las fases en las que se llevará a cabo la obra. Serán dos convenios distintos los que firmarán ayuntamiento y club. Por un lado el de la reforma del estadio, y por otro el que afecta a la cesión de terrenos municipales en el Pinar de Jalón. En un principio, tal y como ha confirmado el propio alcalde, la cesión tendrá la duración máxima que permita la ley (en principio 50 años). Puente ha mostrado su satisfacción porque el club haya elegido la parcela ofrecida desde el ayuntamiento.

Ni un Wanda ni un San Mamés

En lo que a la reforma del estadio se refiere, con un coste de 25 millones de euros, tendrá un plazo de ejecución de entre 18 y 24 meses, y se llevará a cabo en varias fases independientemente de si el primer equipo pierde o no la categoría. «No es un mero lavado de cara porque va a afectar tanto al interior como al exterior del estadio. Es verdad que no hay problema de tráfico pero los accesos sí tienen que estar a la altura si vamos a adecentar el interior», ha explicado Puente, que ha mostrado su conformidad con el aumento de la capacidad para que el estadio pueda acoger competiciones internacionales. «Está claro que no va a ser un Wanda ni un San Mamés pero va a ser un paso muy importante», ha destacado.

En lo que al cambio de nombre se refiere, no es definitivo que el estadio vaya a perder el apellido ya que, según ha apuntado el alcalde, podría mantenerlo en función de las cantidades que aporte el posible patrocinador. «Somos favorables a que se produzca siempre que el que venga aporte una cantidad considerable», ha señalado, añadiendo que no sería un trastorno puesto que Zorrilla «tiene ya paseo, teatro, instituto,... Si es importante, merece la pena», ha zanjado Óscar Puente.