Doble final blanquivioleta en el Estadio y los Anexos por la permanencia

Imagen de la grada abarrotada de los Anexos en la última visita del Unionistas el pasado mes de marzo. /Rodrigo Jiménez
Imagen de la grada abarrotada de los Anexos en la última visita del Unionistas el pasado mes de marzo. / Rodrigo Jiménez

El Real Valladolid y su filial se juegan el domingo media permanencia | Las peñas se multiplicarán para apoyar al Promesas ante el Salmantino y horas después al primer equipo frente al Athletic

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Si es usted peñista del Real Valladolid, el domingo es día de jornada laboral en Zorrilla. Intensiva. De las de echar el bocadillo a la mochila por la mañana y no regresar a casa hasta que anochezca. Final por la mañana y final por la tarde, con siete horas de margen entre una y otra. Hay dos permanencias en juego, ambas al alcance de la mano, con un aperitivo, el que servirá el filial, que se ha ido calentando durante la semana por las reducidas dimensiones que presentan los Anexos para recibir a las aficiones visitantes.

Más información

El Real Valladolid ha decidido enviar solo 150 entradas al Salmantino, que había solicitado mil, y su postura ha levantado ampollas en el seno del club vecino. Una decisión que tiene su origen en la última visita de Unionistas el pasado 3 de marzo, desplazamiento masivo que incomodó a no pocos abonados que hicieron manifiesta su queja por no poder disfrutar del partido en unas condiciones deseables. Con aquella experiencia, el club ha reducido ahora el número de entradas disponibles para el Salmantino, primero para mayor comodidad de sus socios y en segundo lugar para promover que sus aficionados y peñistas puedan acudir en masa en vista de lo mucho que hay en juego.

Así, todos los abonados que lo deseen pueden retirar una invitación para apoyar al filial a partir de las 11:30 horas. Los beneficiarios con esa invitación deberán presentar el correspondiente carné de abonado en las puertas de acceso a los Anexos. El Valladolid B, con un punto menos que el Salmantino, arrastra cuatro derrotas en sus cinco últimos compromisos lo que le ha llevado a una situación límite y a un escenario impensable hace solo un mes.

«Es un partido muy importante, de los que nos gusta a los profesionales. La realidad que nos une a los dos es la necesidad de sumar, no lo podemos ocultar ni obviar porque la victoria te da un empuje importantísimo y en caso contrario psicológicamente puedes quedar golpeado», expresa su técnico Miguel Rivera, quien refuerza el llamamiento para este domingo. «Hemos pedido estar más arropados porque cuando han venido otras aficiones como Salamanca –por Unionistas– hay mucho más calor a favor de los suyos. Queremos calor local», señala el malagueño, que coincide con el primer equipo en el listado de fatalidades que ha acumulado en las últimas semanas.

«Se han juntado pequeños problemas que han hecho que muchos jugadores no estén disponibles. El central Jaime se nos rompió la mandíbula en un despeje, luego otro se rompió un dedo y también hay necesidades en el primer equipo que hay que cubrir. Y en el último partido en Burgos tampoco nos ayudaron los árbitros, nos expulsaron a dos jugadores», apunta en referencia a El Hacen y Mario, ausentes en la final del domingo.

El Salmantino que dirige el exfutbolista Antonio Calderón se hizo en el último mes con los servicios del centrocampista mexicano Jorge Enríquez 'Chatón', campeón olímpico en 2012, como primer paso para huir de la quema.

Recuperar efectivos

Mientras el filial no ha hecho más que perder efectivos en las últimas fechas, el primer equipo ha comenzado esta semana a sumar jugadores a sus entrenamientos. Sergio González puede contar ya con Keko, Daniele Verde y Duje Cop, además de con Kiko Olivas –ausente en la última jornada por sanción–. Eso puede favorecer que prescinda de canteranos como Miguel o Salisu para que se vuelquen en la final del domingo ante el Salmantino.

El Athletic de Bilbao, mientras tanto, ha recuperado esta semana a cuatro de los lesionados que tenía en la enfermería por lo que Garitano podrá contar el domingo en Zorrilla con Dani García, Ibai Gómez, Ander Capa y Yeray Álvarez. Tanto Íñigo Martínez como Beñat Etxebarria, que se han entrenado al margen del grupo en lo que va de semana, siguen siendo duda.

Para este partido, la Federación de Peñas del Real Valladolid vuelve a convocar a los aficionados para participar del recibimiento al primer equipo a partir de las 16:45 horas desde el Real de Feria.