Una estrella y dos estrellados en el Leganés

El conjunto pepinero tuvo en sus filas Samuel Eto'o, Caparrós y Emery, de jugadores

La foto tiene 41 años y corresponde a una alineación del Leganés, en tercera, de la temporada 1977-78. Caparrós, actual técnico del Sevilla, es el cuarto de izquierda a derecha, en la fila de abajo./Foto cedida por el Leganés
La foto tiene 41 años y corresponde a una alineación del Leganés, en tercera, de la temporada 1977-78. Caparrós, actual técnico del Sevilla, es el cuarto de izquierda a derecha, en la fila de abajo. / Foto cedida por el Leganés
JOSÉ MIGUEL ORTEGA

El fútbol, como la vida, da muchas vueltas. Jugadores que llegaron a España siendo una incógnita, se convirtieron en figuras de talla mundial, como el caso de Samuel Eto'o, el jovencísimo camerunés que con 15 años fichó el Real Madrid para foguearlo en el Castilla, aunque al descender éste, al año siguiente lo cedió al Leganés, en Segunda División, en la temporada 1997-98.

Otros futbolistas, en cambio, comenzaron su carrera con muchas expectativas y se quedaron en el camino, mucho antes de lo que esperaban y sin haber alcanzado el sueño que tuvieron cuando empezaban a correr tras un balón. Dos de esos de esos chicos que apuntaban pero que nunca llegaron a disparar, fueron Joaquín Caparrós y Unai Emery, que también pasaron por las filas del rival blanquivioleta de esta tarde en calidad de jugadores.

Caparrós, nacido en la localidad sevillana de Utrera en 1955, apuntaba maneras y fue captado para las categorías inferiores del Real Madrid, pero era mucha la competencia y trató de buscar salida en equipos modestos, entre ellos el Leganés, que estaba en Tercera cuando el andaluz defendió sus colores en la campaña 1977-78, pasando después a la Balompédica Conquense, donde alternaría en funciones de jugador-entrenador, faceta en la que sí encontró su camino.

Técnico de amplia y destacada trayectoria, ha dirigido a numerosos equipos españoles -Recreativo de Huelva, Villarreal, Deportivo, Athletic de Bilbao, Mallorca, Levante, Granada, Osasuna y, en dos ocasiones, Sevilla, así como dos clubes extranjeros, el Neuchâtel suizo y el Al-Alih Doha catarí.

Más joven que Caparrós, Unai Emery (Fuenterrabía 1971) protagoniza un caso muy parecido al del utrerano: futbolista que promete pero que no cuaja y entrenador de notable currículo profesional.

Nacido en una familia muy vinculada al fútbol, pues su abuelo y su padre fueron destacados porteros que militaron en Primera División, Unai apuntaba maneras como interior con buena visión de juego cuando entró a formar parte de la cantera de la Real Sociedad, en cuyo filial militó durante cinco temporadas a la espera de que le llegase la oportunidad de jugar con el equipo blanquiazul en Primera, cosa que logró, aunque no como a él le hubiera gustado, pues únicamente disputó cinco encuentros de Liga.

Esa falta de continuidad le llevó a buscar nuevos horizontes en el Toledo, cuando lo entrenaba Manzano, en Segunda División, siendo habitual titular hasta que, al descender de categoría, recaló en el Racing de Ferrol y, posteriormente, en el Leganés -temporada 2002-2003- cuando ya tenía muy claro que nunca sería una estrella como futbolista, aunque le rondaba la idea de hacerse entrenador que, como Caparrós, hizo realidad cuando militaba en el Lorca y también hubo de hacer funciones de jugador y entrenador.

Emery, que no llegó donde soñaba sobre el césped, sí se ha labrado una carrera mucho más brillante de lo que podía imaginar en los banquillos, pues después de entrenar al Almería, Valencia y Sevilla en España, ha dejado su sello en grandes equipos europeos como el Spartak moscovita, el PSG francés y el Arsenal inglés, donde trabaja en la actualidad.

El Leganés, que tuvo en sus filas a dos estrellados como futbolistas, también contó, como antes decíamos, con una estrella de primera magnitud mundial, cuando no era más que un chaval que nadie imaginaba que fuese a llegar tan lejos. Samuel Eto'o dejó huella en el fútbol español tras su paso por el Real Madrid, Español, Mallorca, Barcelona, y en otros grandes equipos continentales como en Chelsea, Everton y Sampdoria, prolongando su carrera en Rusia, Turquía y, actualmente, en Catar.

Dieciséis años tenía Samuel Eto'o cuando fue tomada esta foto con la camiseta del conjunto pepinero, militando en Segunda División en la temporada 1997-1998.
Dieciséis años tenía Samuel Eto'o cuando fue tomada esta foto con la camiseta del conjunto pepinero, militando en Segunda División en la temporada 1997-1998. / Foto cedida por el Leganés

Eto'o, pese a no ser un ejemplo en el plano personal, profesionalmente ha ganado títulos nacionales e internacionales tanto en clubes como con la selección de su país, con la que fue campeón olímpico y conquistó dos veces la Copa de África, siendo además el único futbolista africano en ganar cuatro Champions League, y el único jugador del mundo en marcar goles en siete torneos diferentes, en el mismo año.

Ninguno de los aficionados del Leganés pensaría entonces que aquel muchacho cedido por el Madrid llegaría donde ha llegado como jugador, del mismo modo que tampoco sospechaban que se fueran a convertir en entrenadores de postín, dos jugadores mediocres como fueron Caparrós y Unai Emery.