Eusebio Sacristán: «Lo único que puedo hacer es prepararme para el entreno de mañana»

Eusebio Sacristán da instrucciones desde la banda. /Villamil
Eusebio Sacristán da instrucciones desde la banda. / Villamil

El técnico vallisoletano rehuye la pregunta sobre su delicada situación en el banquillo del Girona, y se limita a asegurar que «aún quedan muchos puntos»

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Tambores de guerra sonaban en el vestuario del Girona al términoi del partido, el que significa la sexta derrota consecutiva del equipo de Eusebio Sacristán, cuestionado anteayer y en la picota segundos después del final en Zorrilla. «El objetivo de todos es que el Girona consiga la salvación, yo trabajo desde el primer día por ese objetivo y entre todos lo tenemos que cambiar. Lo único que puedo hacer es prepararme para el entreno de mañana y seguir confiando. Toca levantar el ánimo de los jugadores, mi responsabilidad es ésa», ha respondido a preguntas de si se veía peligrar su puesto.

El de La Seca ha defendido la profesionalidad de sus jugadores. «Este equipio siemre da la cara tiene una actitud encomiable, es un orgullo dirigir a estos jugadores porque siempre tienen la mentalidad adecuada», apuntando sobre el encuentro que «quizás no hemos encontrado la fórmula para sacarle el balón al Valladolid y siempre ha tenido la sensación de poder encontrar el gol. Nosotros no, y al final ha llegado el gol. Hemos reaccionado, tuvimos al Valladolid cerca de su área pero no hemos acertado. Pero los jugadores siempre dan la cara», ha insistido.

«Sabíamos de la trascendencia de este partido, lo afrontamos sabiendo lo que había en juego pero mirar hacia atrás ya no sirve de nada y tenemos por delante la posibilidad de darle la vuelta, quedan muchos puntos», ha comentado en sala de prensa, coincidiendo con el análisis de que quizás su equipo no esperaba estar en esta situación y eso supone una mochila demasiado pesada. «Puede influir el que nosotros hace seis jornadas estábamos en una situación muy buena. Hemos ido perdiendo partidos y nos hemos ido metiendo en una situación cada vez más complicada. El Valladolid ve la posibilidad de salir y se ha agarrado a ello», aañadiendo que esperaba que el Valladolid perdiera los nervios en el tramo final.

«Estábamos pensando que en cualquier momento el partido podía variar. Nos encontrábamos fuertes atrás, queríamos manejar el partido para darlo la vuelta pero lamentablemente ha girado en la dirección contraria. Confiaba en que quizás la ansiedad o los nervios del Valladolid pudiera jugar a nuestro favor».

Sobre su vuelta a casa no ha querido profundizar. «Soy un profesional y me debo a mi equipo, al Girona 100% comprometido con ese club y otra cosa son los aspectos personales, que están ahí y siempre están presentes. Pero sé separar los dos aspectos».

manejar el partido de una manera en la que pudiéramos encontrar nuestras opciones, pero no ha sido así.