La evolución sin límites de Portu

Luis César destapó su potencial ofensivo y ahora firma números de auténtico 'killer'

Portu celebrando un gol la temporada pasada/EFE
Portu celebrando un gol la temporada pasada / EFE
DAMIÁN MORENO PRADOValladolid

Tranquilo, muy callado e incluso algo reservado. Desde la prensa del club donde explotó, el Albacete, dicen que no le pedían para que hablara en los canutazos porque apenas daba para una cuña de radio. Cristián Portugués 'Portu', ha vivido en el fútbol situaciones de todos los colores. Desde jugar en el equipo más grande de su tierra, el Real Murcia, a pasar por las categorías inferiores del Valencia, donde de la mano de Unai Emery se codeó con los mayores de la primera plantilla. En 2014, con 22 años, debutó tanto en liga como en la Europa League con los valencianistas. Pero a veces, para poder dar dos pasos hacia adelante, hay que dar un pasito atrás. Ese mismo año firmó dos campañas por un Albacete que volvía a Segunda División. Ahí se encontró con un técnico que le dio alas.

Su progresión, con Luis César

Pese a que Luis César tiene mucho que ver en la explosión de Portu, el fichaje del actual '9' del Girona hay que apuntárselo a Víctor Moreno, ex director deportivo del Albacete, que ahora se encuentra en el Alavés. El murciano vivió dos campañas, a nivel personal, de gran nivel, pese a que en el segundo año el sabor fue amargo por el descenso del equipo manchego a Segunda b. Su llegada al conjunto que fue apodado como el 'queso mecánico' en su época dorada, se produjo por muchos motivos. Uno de ellos era tener minutos para seguir creciendo como futbolista recién salido del Valencia. Otra de las razones fue su agente en aquel momento, Líbero Parri, exjugador del Alba y muy querido por la afición, que seguro tuvo algo que ver para que recalará en la ciudad manchega.

Portu no es el mismo jugador ahora que cuando llegó a Albacete. No solo por su magnífica progresión, el Sevilla es su último pretendiente y desde Girona se teme que con el dinero adquirido por el traspaso de N'zonzi, el club andaluz pague la cláusula, sino por la posición en la que se desenvuelve. En Albacete Portu era más parecido a un '6', un 'stopper' o medio centro defensivo. Inimaginable cuando llegó al recién ascendido equipo de la División de Plata que aquel jugador de corte defensivo fuese a llevar el '9' en Primera. Todo el mérito es de Luis César Sampedro. El exentrenador pucelano le dio la libertad de movimientos que no había tenido en sus anteriores equipos, acercándole más al área, donde es realmente peligroso, y fue evolucionando hasta convertirse en mediocentro ofensivo, con números que bien podría firmar un delantero centro.

Objeto del deseo

Junto al portero Juan Carlos, Portu fue uno de los futbolistas más queridos pese al descenso de categoría justo antes de su marcha al Girona. En caso de que el Sevilla se haga con sus servicios, el Albacete pillaría un buen pellizco, 200.000 euros para ser exactos, por pertenecer al club cuando tenía menos de 23 años. Si su explosión como futbolista llegó con el cuadro albaceteño, en Girona se ha confirmado como uno de los mejores a nivel nacional. En su primer año consiguió el ansiado ascenso que en los dos anteriores se le había resistido a los de Pablo Machín. Con el libreto del soriano, las características del murciano se potenciaron. Tanto Luis César, como Machín y ahora Eusebio Sacristán, tienen algo en común que beneficia a Portu: todos quieren jugar al ataque.

El equipo gerundense respiraba con el cierre del mercado inglés. Varios clubes de la Premier le seguían la pista y tras su exhibición ante el Tottenham las alarmas se encendieron. Finalmente el periodo de fichajes inglés cerró el telón, para alegría de los catalanes, y el '9' seguía con ellos. Ahora, los cantos de sirena viene por otra dirección, concretamente desde Sevilla.

De momento, hay calma en Montilivi, pero puede que se repita la 'Operación Machín'. «Estamos para ganar en el fútbol y luego para ganarnos bien la vida. Y si llega una oportunidad que sea irrechazable, la tendré que valorar», reconocía en marzo de este año el soriano. A finales de mayo esa oferta «irrechazable» llegó desde Sevilla. El mediocentro está feliz en Girona, tiene contrato hasta 2022 pero todos sabemos que eso, en el fútbol actual, no significa, ni mucho menos, que vaya a continuar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos