Fede Barba: Un defensa completo, rápido, con clase y buena colocación, y muy poco italiano

El jugador llega a Valladolid para reforzar el lateral izquierdo pese a que en su carrera habitualmente ha jugado como central zurdo

Fede Barba golpea la pelota durante su segundo día como jugador del Real Valladolid. /Rodrigo Jiménez
Fede Barba golpea la pelota durante su segundo día como jugador del Real Valladolid. / Rodrigo Jiménez
J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

De los 3.512 minutos que Fede Barba jugó con el Sporting hace dos temporadas, solo en 60 de ellos lo hizo como lateral izquierdo pero en la ciudad asturiana no sorprende que el Real Valladolid le haya firmado para reforzar ese ala de la zona defensiva.

El romano, que llega cedido del Chievo Verona, no se ajusta al estereotipo del aguerrido central italiano. Más bien sorprende por su velocidad gracias a una potente zancada y por su calidad con la pelota en los pies, donde destaca a la hora de salir con el balón jugado.

Muy acertado al cruce y capaz de corregir muy rápido la posición gracias a su agilidad y su rapidez, es un jugador muy completo, con unas cualidades excelentes.

Pese a todo, lo que peor gustó dejó tras su etapa en Gijón fue su tibieza en algunas acciones como los balones por alto, donde sufre pese a que mide 1,88 metros. Los 1,7 millones de euros que invirtió el club asturiano en rescatarlo del Empoli terminaron por convertirse en un lastre para él puesto que pese a la fuerte apuesta de la entidad, Barba no se convirtió en el líder del equipo como se pretendía. Ese regusto fue finalmente su sello después de que dejara el club tras la eliminación de los rojiblancos en el 'play-off' contra el Real Valladolid pese a que tenía tres años de contrato.