fICHA NUEVA

El cierre del mercado de invierno ha reforzado el equipo en posiciones de ataque y ha preservado la columna vertebral del grupo

fICHA NUEVA
Eloy de la Pisa
ELOY DE LA PISA

Esto del mercado de invierno no deja de ser un asunto de lo más curioso. No sé quién lo inventó, ni siquiera sé si lo hizo con intención de mejorar la competición o de provocar movimientos económicos, pero lo cierto es que esta ventanita invernal por la que se asoman los equipos tiene su interés. Hay quien piensa, empero, que lo de fichar en enero debe tener como objeto el apuntalar la plantilla o solventar alguna carencia que se ha detectado con la configuración que se hizo en verano. Y para eso suelen reservar algo de presupuesto en la confianza de que hallarán lo que les falta. Hay, por contra, otra escuela de directores deportivos que lo que sostienen es que en verano se hace el equipo que se considera más adecuado, y que en invierno la plantilla hay que reajustarla en función de las carencias que se detecten, de las necesidades que exponga el cuerpo técnico y de las oportunidades que se crucen en el camino.

Miguel Ángel Gómez, en esta temporada, ha demostrado ser más partidario de la segunda opción, de sacarle chispa a la versión coctelera.

Y hay que reconocerle al director de fútbol del Valladolid que se ha sabido mover francamente bien. No es normal tanto movimiento en un club que solía hacer pocas operaciones (y tardías) en estas fechas de la temporada. Ha dado la impresión de que Gómez, Sánchez y Catalina lo tenían todo muy bien diseñado, muy bien planificado, y que solo les ha estresado la contratación de Toni Martínez. Un jugador que, seamos sincero, casi nadie conocemos y del que pocos pueden decir algo. Es una apuesta seria, como demuestra que el Valladolid está dispuesto a cambiar su contrato si el chaval cuaja.

Sea como fuere, el caso es que el Valladolid tiene ahora un equipo con dos extremos de alto nivel como Hervías y Ontiveros; mantiene a su goleador y con dos chicos jóvenes en la recámara que le van a apretar y que suponen ir sembrando para el año próximo y la columna vertebral no se ha tocado. Parece que se ha dado un salto hacia adelante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos