El fin de fiesta deja una promesa de Ronaldo: «El próximo año, más y mejor»

La plantilla al completo celebra la permanencia sobre el escenario instalado en el centro del campo. /Villamil
La plantilla al completo celebra la permanencia sobre el escenario instalado en el centro del campo. / Villamil

Los jugadores han desfilado uno a uno hasta el centro del campo, en una celebración que ha dejado más imágenes que palabras en la que Borja se ha erigido en protagonista

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Sin lágrimas que derramar ni tensión que soportar -emociones que se han ido quedando por el camino durante las últimas semanas-, el postpartido ante el Valencia y la celebración ha dejado pocas palabras y muchas imágenes. Las de jugadores como Ünal coreado por el estadio después de meses de pitos y enfados. La de Borja arropado por la plantilla y familia disfrutando de una despedida en mayúsculas. Y también la de Ronaldo Nazário, poco dado a las multitudes, dándose un baño de reconocimiento prometiendo «más y mejor» la temporada que viene.

En una puesta en escena sencilla y humilde, uno a uno han ido desfilando todos los jugadores de la primera plantilla por el pasillo preparado por los recogepelotas, voluntarios y personal del club, hasta acabar en el centro del campo sobre un escenario adornado con un arco en el que se podía leer 'Pucela es de Primera'. Con dos 'speaker' como maestros de ceremonias y medio aforo todavía en sus asientos en el estadio Zorrilla, toda la plantilla botó y botó en el centro del campo con el capitán, Javi Moyano, luciendo estilo taurino con la camiseta blanquivioleta.

«Tenemos la suerte de disfrutar de una nueva celebración once meses después», se ha arrancado el capitán antes de zanjar su intervención citando a Borja, el gran homenajeado de la jornada. «Hoy es día de Borja igual que el de todos los pucelanos».

El veterano ya exfutbolista había gastado todas las lágrimas e incluso los discursos en las horas previas, de forma que apenas ha podido repartir agradecimientos entre el público, «daros las gracias por estos años maravillosos», y abrazos entre familiares y compañeros de profesión. Su hija Lucía no pudo aguantar la tensión y atravesó el campo desde la banda para acompañarle en su despedida junto a la madre, mujer, hermana y sobrino del propio Borja. Al grito de '¡Abuelo, abuelo!', los jugadores le han recordado su condición de jubilado antes de guardar silencio ante la llegada del presi, Ronaldo, con una camiseta enmarcada con el número 220 a la espalda, el número de partidos con el que cierra su etapa profesional con la elástica blanquivioleta.

Sonó entonces la voz de Serrat, en una versión compartida del grupo Sidonie ('Fascinado'), entonando las primeras notas de un vídeo que ha repasado algunas de las imágenes que deja su trayectoria como futbolista profesional.

Tampoco la palabra es especialidad del brasileño que, eso sí, ha vuelto a anunciar emociones fuertes para la próxima campaña. «Agradeceros a todos el cariño que habéis tenido, sobre todo en los momentos dificíles que hemos tenido durante el año. La próxima temporada vamos a hacer mucho más y mejor», ha espetado, en todo una declaración de intenciones.

Como en toda celebración que se precie, Sergio fue manteado por los jugadores.
Como en toda celebración que se precie, Sergio fue manteado por los jugadores. / Villamil

En este fin de fiesta no ha faltado tampoco el tradicional ritual de manteo del técnico, Sergio González, quien ha repetido micrófono en mano las palabras de agradecimiento que había dedicado a la afición previamente en la sala de prensa.

«Agradeceros a todos cómo habéis hecho disfrutar al equipo y por cómo habeís entendido que el de hoy era un homenaje para todos. Nos habéis emocionado y agradecer también a los futbolistas que son los artistas y los que nos hacen sentir», ha apuntado el técnico, henchido de satisfacción por una jornada inolvidable y por contar también con un grupo de trabajo de primer nivel. «Soy un privilegiado por el cuerpo técnico que tengo. También quiero dar las gracias a mi mujer y a mi familia, y por último deciros que el año que viene nos vemos en Primera División porque vamos a seguir creciendo juntos. De la mano somos más fuertes», ha asegurado antes de gritar un sonoro ¡Aúpa Pucela!.

La celebración se ha cerrado con jugadores y público girándose hacia el marcador -no ha fallado esta vez- para disfrutar de un vídeo recopilatorio con las mejores imágenes que ha dejado la temporada.