«Tenemos que ser más fuertes y duros en nuestro área»

Nacho Martínez se lamenta en un lance del encuentro ante el Betis. /Villamil
Nacho Martínez se lamenta en un lance del encuentro ante el Betis. / Villamil

El vestuario lamenta la falta de pegada en ataque e insiste en minimizar los errores y cuidar los «pequeños detalles» atrás

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Caras largas entre los jugadores del Valladolid que desfilaban por delante de los micrófonos de los medios de comunicación. No había ganas de dar muchas explicaciones, y los tiros apuntaron a errores puntuales y a los pequeños detalles en defensa. «Creo que tenemos que dar un poco más para ganar el partido. Sabíamos que a lo mejor tenían la mente en el partido del jueves, que es muy importante para ellos, pero se han limitado a hacer un partido fácil y muy duros atrás», analizó Míchel al término del encuentro. «Nosotros hemos hecho un gran partido, hemos controlado y tenido nuestras ocasiones pero en dos acciones puntuales, una en el último minutro creo que inexistente en la que tenemos que ser mucho más fuertes y duros en el área, y otra cuando ya estábamos volcados al ataque nos hacen el segundo», explicó el centrocampista antes de hacer mención a la falta de fortuna. «Ese gol te entra una de cada veinte oportunidades», señaló sobre el primer tanto verdiblanco, «y a ellos les ha entrado. Ahora mismo no estamos teniendo esa suerte que a lo mejor teníamos e nla primera vuelta, pero hay que seguir trabajando y seguir insistiendo. Yo confio plenamente en mi equipo». Sobre el escaso peligro que genera el Valladolid, Míchel se defendió y afirmó que «a lo mejor solo han sido dos claras pero hemos tenido muchos centros laterales, muchas llegadas y sin embargo ellos han tenido menos y han marcado. Nos falta esa suerte con el gol, esa confianza que nos daría el gol».

Por su parte, Nacho Martínez lamentó la oportunidad perdida. «Veníamos con muchas ganas para intentar sumar en casa, pero no ha salido como pensábamos», aseguró. «Hemos empezado bien, pero el gol antes del descanso nos ha hecho bastante daño. Al final no podemos estar todos los partidos a remolque porque hay partidos que sí conseguiremos dar la vuelta y otros, como hoy, que no podremos».

Penaliza cada día más la falta de gol y de ideas en la línea de creación. «Hay que afinar más la puntería. Es verdad que ocasiones creamos, a lo mejor no claras claras, pero llegadas tenemos. Hay que estar más pendiente de los pequeños detalles», aclaró, reconociendo la rabia del vestuario por desaprovechar una jornada en la que han perdido Rayo y Villarreal y empatado Huesca y Espanyol. «Da mucha rabia porque se habían dado resultados propicios, pero al final no tenemos que despistarnos e ir a por el siguiente partido».

'Si la doy bien no entra'

Relaciones públicas y artista, además de jugador, Joaquín Sánchez estuvo casi tanto tiempo en la antesala de la zona mixta al término del partido que en el campo. Repartió abrazos a diestro y siniestro y, con la gracia que le caracteriza, no le importó que los presentes escucharan sus confesiones ante los hermanos Hierro, Manolo y Fernando. «Si la doy bien no entra», repetía una y otra vez en referencia al segundo gol del Betis, «gracias a que la di mal», exclamaba mientras se llevaba las manos a la cabeza y poco antes de abrazarse de nuevo, esta vez con Benjamín Zarandona.

Por el corrillo se acercó también Carlos Suárez, que dialogó con el exseleccionador y se abrazó con el verdiblanco y exblanquivioleta Barragán antes de abandonar el estadio.

Fernando Hierro, que pidió entrar al vestuaroi para saludar al técnico Sergio González, renunció a hacer declaraciones sobre el partido ni la situación que atraviesa el equipo que le vio nacer deportivamente. «Mucha suerte para el Valladolid», se limitó a decir el exseleccionador, que presenció el partido desde el palco junto a Ronaldo Nazário.