Fútbol | Segunda División B

Una gran primera parte devuelve al Real Valladolid B a la senda de las victorias

Kike y Waldo pelean la pelota con un jugador del Inter. /Rodrigo Jiménez
Kike y Waldo pelean la pelota con un jugador del Inter. / Rodrigo Jiménez

Miguel tras una gran jugada colectiva adelantó al Promesas en el minuto 4 del encuentro

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

El Real Valladolid B logró esta mañana en los Anexos dejar atrás la mala racha de resultados que le había llevado a no ganar en los últimos seis encuentros de liga. Los de Miguel Rivera ofrecieron frente al Club Internacional de Madrid su mejor versión de las últimas semanas para llevarse por 2-1 un triunfo que les deja con cuatro puntos de ventaja sobre los puestos de descenso.

El choque arrancó muy bien para los intereses blanquivioletas ya que en el minuto 4 de partido una fugaz contra lanzada por Kike tras una gran maniobra en el centro del campo y acelerada por Waldo y Zalazar acabó en los pies de Miguel que solo tuvo que empujar la pelota para hacer el 1-0.

2 Real Valladolid B

Samu Pérez; Pablo (Abel, min. 75), Raúl Navarro, Mario, Corral, Carrascal, Kuki Zalazar, El Hacen, Kike (Javi Pérez, min. 56), Waldo (Pedrosa, min. 86) y MIguel de la Fuente

1 Club Internacional de Madrid

Miguel Ángel, Robles (Moreno, min. 46), Nuñez (Herrero, min. 66), Moyano, De Almeida, Pina, Rafa Mella (Cedrick, min. 80), Muñiz, Rufo, Rubén, González

Goles
1-0 Miguel culmina una gran jugada colectiva (min. 4). 2-0 Waldo, de penalti (min. 39). 2-1 González (min. 68).
Árbitro
Ekaitz Ikiñi García (Comité Vasco), mostró amarillas a El Hacen, Zalazar, Miguel, Corral y Javi Pérez del Real Valladolid y a Rubén, Muñiz y Rufo del Inter de Madrid.
Incidencias
Unos 300 espectadores en las gradas de los Campos Anexos del Nuevo José Zorrilla en una mañana nublada y con lluvia insistente desde el tiempo de descanso.

La velocidad por las bandas de los locales marcó el devenir del partido durante toda la primera entrega, en la que el Internacional era incapaz de parar los arreones blanquivioletas, especialmente por el gran partido de Waldo en la izquierda y de Kike en la zona de creación. El propio Waldo vio cómo en el minuto 31 le anulaban un gol en fuera de juego, en una acción invalidada antes de que ensayase la vaselina sobre el meta ,y tan solo 6 minutos después hizo el 2-0 al convertir un penalti clarísimo cometido sobre Kike.

El Pucela pudo rematar el partido en el comienzo de la segunda parte, donde volvió a disfrutar de algunas buenas ocasiones. El autor del segundo tanto de los de Rivera desaprovechó la mejor, cuando Miguel le cedió un balón desde la línea de fondo que el extremo pacense desaprovechó lanzando demasiado alto cuando tenía todo a favor para hacer el tercero.

Con algo más de media hora por delante para intentar sacar algo positivo de los Anexos el Internacional madrileño dio un paso adelante y se volcó en ataque, con más ímpetu que calidad y llevando peligro principalmente a balón parado.

En el 57 Samu Pérez tuvo que lucirse para despejar un remate de cabeza a la salida de un córner, una ocasión clarísima a la que el Real Valladolid B respondió con una doble oportunidad que obligó a Miguel Ángel a sacar con el pie el disparo de Waldo de falta directa y cuyo rechace acabó echando fuera Miguel.

La persistencia de los madrileños les dio fruto con un gol afortunado en el minuto 68. Rafa Mella disparó a portería y el rebote en Carrascal se coló en la portería pucelana.

A partir de ahí el juego se volvió loco, con un Inter volcado en ataque pero incapaz de elaborar jugadas de peligro y un Real Valladolid agazapado en defensa buscando el contragolpe definitivo. Waldo pudo matar el encuentro en el minuto 78 en una ocasión desbaratada por el portero rival y de nuevo en el 85, cuando el propio Miguel Ángel salió fuera del área a despejar un balon y el extremo disparó casi desde el centro del campo sobre la portería sin cancerbero; el balón se marchó fuera por muy poco.

Todo pudo cambiar en el descuento si Fernado Pina hubiese llegado a rematar, cosa que no hizo por milímetros, un centro envenenado servido desde la banda izquierda.

Al final, victoria local en un día muy desapacible con lluvia contínua desde el descanso del encuentro.

 

Fotos

Vídeos