Real Valladolid

«Hervías y Guardiola están para para 60 o 70 minutos», afirma Sergio

Sergio Gonz´alez, en la rueda de prensa celebrada tras el entrenamiento matutino. / R. VALLADOLID

El extremo y el delantero recién incorporados jugarán el domingo frente al Celta, según adelantó el entrenador del Pucela

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

«Están para jugar sesenta o setenta minutos y la cuestión es si sacarlos de inicio o en la segunda parte, como revulsivo. Pero no voy a anticiparlo», afirmó a primeras horas de la tarde Sergio González al referirse a la posibilidad de que tanto el extremo Hervías como el delantero Sergi Guardiola, recién incorporados a la disciplina blanquivioleta, jueguen el domingo frente a Celta, en Zorrilla.

Noticias relacionadas

El entrenador, que celebró los últimos fichajes -«creo que el club ha hecho el fichaje más caro de su historia», dijo refiriéndose al de Guardiola- admitió que pueden ser los últimos refuerzos de la temporada, recordando que el cuerpo técnico siempre pide más pero dando por sentado que puede abordar con garantías la segunda vuelta de la Liga.

Ser refirió el entrenador a la intensa jornada que se inició con una clase a cargo de Clos Gómez sobre el VAR, la charla que no tuvo a principios de temporada como otros equipos, y a la incorporación al entrenamiento posterior de Sergi Guardiola al entrenamiento con sus nuevos compañeros., así como a las declaraciones de Ronaldo en los Anexos mientras entrenaba -«en principio no habrá más fichajes esta temporada»-.

Explicó posteriormente que temen la visita del Celta pero conocen algunas de sus debilidades que intentarán aprovechar y destacó el hecho de que Aspas no podrá jugar. «Es un gran futbolista ha hace grande a sus compañeros» dijo sobre el delantero celtiña.

Sobre si prescindirá de algún delantero, ahora que tiene cuatro (Ünal, Cop, Plaza y Guardiola), Sergio González manifiestó cautelas. «Teniendo en cuenta que jugamos con dos puntas, cuatro delanteros cubren las expectativas de dos por puesto, por tanto, en principio no sobra nadie».