Hervías: «Hay que salir con los cinco sentidos, seis si los hubiera»

Pablo Hervías, en un lance del entrenamiento matinal. /G. Villamil
Pablo Hervías, en un lance del entrenamiento matinal. / G. Villamil

El extremo riojano, ya recuperado de sus molestias, tilda de «importantísimo», no de final, el partido ante el Betis. «No importa el sistema que utilicemos, lo importante es que sumemos los tres»

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Ha vuelto esta semana a los entrenamientos, «superfeliz» según reconoce desde que regresó, y aunque ha tenido pocas oportunidades de «comerse la hierba» -tal y como aseguró en su presentación- mantiene intacta la ilusión de aportar su granito de arena a la permanencia. 27 minutos en Huesca y 80 con el Villarreal es el bagaje de Pablo Hervías hasta la fecha antes de sufrir unas molestias en la rodilla que le han tenido apartado unos días de los entrenamientos. «Me encuentro ya al cien por cien y con muchas ganas de competir otra vez. Disponible y sin molestias ni limitaciones», ha asegurado esta mañana al término del entrenamiento matinal, consciente de la importancia de los puntos el domingo ante el Betis. «No importa el sistema», ha apuntado sobre la fórmula a utilizar, «lo importante es que sumemos más tres».

En su caso es uno de los afectados por la baja de Toni, ya que en teoría ganará protagonismo. «La lesión de Toni es una mala noticia para todos, le perjudica a él y perjudica al equipo porque Toni es un jugador muy importante para nosotros. Pero ahora lo que estemos tenemos que sumar 42 puntos», ha afirmado, despejando por el momento el apelativo de final. «No es una final porque quedan catorce partidos, pero es un partido importantísimo, fundamental porque jugamos en casa, porque estamos necesitados y porque viene un buen rival que está metido en otras competiciones. Desde el primer minuto hay que hacerles sentir la presión en el cogote».

Hervías es de esa raza de jugadores que escasea que se lo ve todo, conoce todo tipo de estadísticas y circunstancias que rodean al mundo del fútbol y devora lo que se cuece en un campo de fútbol... salvo en las últimas semanas. Se le pregunta por los rivales que pelearán con el Valladolid por salvar la categoría, y su respuesta es clarificadora. «La verdad es que no me fijo en los demás porque si lo hago, me empiezo a agobiar. Gana el Girona en el Bernabéu, gana el Villarreal,... Prefiero no mirar lo que hacen los demás, solo centrarme en lo que hacemos nosotros porque si no, lo pasa mal y no vivo», ha confesado.

Sobre la disposición del Betis el domingo, teniendo partido mañana de Europa League y vuelta de semifinales de la Copa del Rey la próxima semana, el riojano se muestra cauto. «Seguramente les afectará, lo que pasa es que tienen casi dos plantillas, con jugadores muy buenos, y estamos hablando de un equipo Europa League y si juegan los menos habituales tendrán el mismo hambre que los titulares», consciente de que deben encarar todos los partidos al cien por cien en intensidad desde el primero al último minuto. «No tenemos 39 puntos, tenemos 26 y si no salimos con tensión ahora... No sé cuando vamos a salir con tensión. Siempre intentamos salir así, lo que pasa es que unos días sale y otros no. Tenemos que poner los cinco sentidos, y si hay seis, los seis».

¿Y un empate? ¿Vale un punto a estas alturas? «Hay que ver cómo es el partido, si has estado horriblemente mal te digo que un punto valioso, pero esperemos sacar los tres y que no tengamos este debate», ha zanjado el riojano.