Fútbol | Primera División

La ilusión con el Real Valladolid permanece intacta

Los jugadores entran a los Anexos con el calor del público. /A. MINGUEZA
Los jugadores entran a los Anexos con el calor del público. / A. MINGUEZA

El primer equipo vuelve a entrenar en los Anexos del José Zorrilla con una gran afluencia de público tras la gira americana. Calero, con u ngolpe, se retira a los cinco minutos

IVÁN HERREROValladolid

El conjunto blanquimorado volvía a Valladolid después de su etapa por América del Norte. Lo hacía en una tarde calurosa pero las condiciones climatológicas no impedieron acercarse, a los Anexos del Estadio José Zorrilla, a un gran número de personas con ganas de volver a ver en acción al conjunto de Sergio González.

La sesión empezó puntual, a las 18:30 horas como estaba programado. Al principio del entrenamiento, Calero tuvo una conversación con el entrenador alrededor de unos cinco o diez minutos. La versión oficial es que Calero no se ejercitó con el resto de sus compañeros por unas molestias derivadas de un fuerte golpe contra el Cardiff City, el pasado sábado. Otros futbolistas que nos entrenaron con el grupo fueron Lusimi y Stiven Plaza, quien apura la recta final de su recuperación.

Fueron 27 los jugadores que participaron en esta sesión gracias a los que estuvieron de vuelta como el delantero Enes Ünal, después de sus problemas con el visado que le imposibilitaron viajar a la gira por Norteamérica, y El Hacen tras su participación con la selección de Mauritania, donde acabó eliminado en la fase de grupos pero hizo historia al marcar el primer gol del combinado mauritano en una Copa de África.

Los futbolistas del equipo pucelano continúan con los entrenamientos típicos de pretemporada. Más trabajo físico que táctico, aunque al término de la sesión tuvo lugar un partido de fútbol 7, divididos en tres equipos. En esta parte de la sesión, el público pudo disfrutar de algunas intervenciones espectaculares de Masip y detalles de calidad de jugadores como Toni Villa que hacen que el aficionado blanquimorado tenga ilusión por la temporada que viene.

Ünal, que se reencontraba con sus compañeros tras no poder viajar a Estados Unidos, entra a De Frutos.
Ünal, que se reencontraba con sus compañeros tras no poder viajar a Estados Unidos, entra a De Frutos. / A. Mingueza

Esa ilusión que a pesar de la polémica inicial con los precios de los abonos, con su posterior rectificación, o el color de las rayas de la primera equipación, continúa intacta debido a las sensaciones que ha dejado el equipo en los dos encuentros amistosos ante el San José Earthquakes y el Cardiff City. Esa ilusión se traduce en los más de 10.000 personas que han renovado su carné de abonado, según los últimos datos ofreció por el club o la cantidad de gente (alrededor de unas 60 personas) que acudieron a ver el regreso de su equipo a la capital castellana.

El próximo reto para el conjunto vallisoletano, en busca de continuar alimentando esa ilusión, será frente al Racing de Santander, este sábado a las 19:45, en el estadio Juan Carlos Navarro de Medina de Rioseco. El Real Valladolid emitió un comunicado en el que informaba de que todo aquel que quiera acudir al encuentro frente a los cántabros, puede adquirir su entrada en las Oficinas de la entidad en el José Zorrilla, en el Ayuntamiento de Medina de Rioseco o en sus piscinas municipales. El precio será de diez euros para los adultos y de cinco para los menores de doce años. Un precio asequible para disfrutar de un encuentro entre el Real Valladolid y un recién ascendido a la categoría de plata.

El pucela tendrá otros dos compromisos de preparación para llegar listos a esa primera jornada en el Benito Villamarín. Los blanquimorados tendrán que viajar a Marbella, el primer fin de semana de agosto para los enfrentamientos con dos recién ascendidos a la Primera División: 2 de agosto contra el Mallorca y el 4 de agosto frente al Granada.