El informe policial al juez afirma que el Valladolid-Valencia estaba amañado

Toni, que mandó un balón al poste durante el partido, se saluda con Parejo/G. Villamil
Toni, que mandó un balón al poste durante el partido, se saluda con Parejo / G. Villamil

La Policía Judicial establece que las circunstancias del encuentro provocaron que se alterara la competición

El Norte
EL NORTEValladolid

El informe que la Policía Judicial remitió al juez que instruye en Huesca la operación Oikos establece con rotundidad que el partido entre el Real Valladolid y el Valencia estaba amañado y lo refleja en frases como que se produjo un «atentando directamente contra la integridad de la competición». Así lo refleja una información del diario El Mundo.

El citado informe, que es obligatorio en todo proceso de instrucción de un sumario, sostiene que «el resultado pactado fue victoria del Valencia en la primera parte y la victoria final», que fue exactamente lo que sucedió. «Un pronóstico que se cumplió con la ayuda de jugadores del Valladolid», resalta el informe según lo publicado por el diario de tirada nacional.

Más información

Uno de los indicios que aporta el informe, más allá de las conocidas palabras de Aranda de que tenía comprados siete jugadores -nunca dice que fueran del Valladolid- es que que «la prensa deportiva se hizo eco de la 'ayuda' que prestaron los jugadores del Valladolid en los goles que encajaron en el encuentro». Como se recordará, los dos goles levantinos llegaron precedidos de sendos errores de la defensa. En el primero Kiko Olivas se resbaló al intentar jugar el balón. En el segundo, Yoel envió el balón a Alcaraz, que no estaba mirando el balón y lo perdió cerca del área. Sin embargo, errores de ese tipo no han sido extraños en la temporada del Valladolid, que llegó a cometer al menos 10 fallos graves que le costaron otros tantos goles en contra.

Ahora el Real Valladolid, como el Huesca. el Nàstic, la Federación o la LFP, están a la espera de que se levante el secreto del sumario para poder acceder a las argumentaciones, indicios, pruebas y demas cuestiones. Un secreto que debe levantarse antes de final de mes, salvo que el juez insturctor decida prolongarlo y lo argumente adecuadamente.