Jémez prepara el partido con cinco canteranos y las bajas de Mario Suárez, Gálvez y Embarba

Varios jugadores del Rayo, cabizbajos, tras consumarse el descenso de categoría en campo del Levante. /Efe
Varios jugadores del Rayo, cabizbajos, tras consumarse el descenso de categoría en campo del Levante. / Efe

El técnico canario se ve obligado a recomponer su once ante el Real Valladolid por las ausencias

El Norte
EL NORTEValladolid

El Rayo Vallecano continuó este miércoles preparando la visita del Real Valladolid, en un partido para el que Paco Jémez tiene la importante baja del centrocampista Mario Suárez y podría contar con alguno de los cinco canteranos que están entrenando esta semana con el primer equipo. A falta de dos jornadas para terminar el campeonato, el Rayo está matemáticamente descendido a Segunda pero los seis puntos que hay en juego quiere sumarlos para acabar de la mejor manera una temporada para olvidar.

Frente al Valladolid, Jémez cuenta con varias bajas importantes en el once titular que venía jugando las últimas semanas. En defensa no está disponible por lesión el central Alejandro Gálvez, al que podría sustituir el uruguayo Emiliano Velázquez, que ha tenido menos protagonismo las últimas semanas.

Uno de los capitanes, el extremo Adrián Embarba, cumplirá un partido de sanción y su sitio en el once es probable que lo ocupe un recambio natural como Álvaro García.

En la medular, para cubrir la baja por sanción de Mario Suárez, Jémez cuenta con más variantes y no ha dado pistas. El nigeriano Uche Agbo parece fijo en el once y como acompañante tanto el belga Giannelli Imbula como el cordobés Álvaro Medrán.

En este tramo final de temporada, Paco Jémez podría dar la oportunidad a algún canterano. Este miércoles entrenaron a sus órdenes Miguel Morro, Dani Merino, Martín, Sergio Moreno y Pipe Sáez, en sustitución de Sergio Akieme, quien se retiró por un golpe.

Temas

Fútbol