Joaquín: «A veces nos tienen que dar un palo para reaccionar pero no podemos salir así»

Joaquín se dispone a golpear el balón ante la presión de Calleri. /Rafa Gutiérrez
Joaquín se dispone a golpear el balón ante la presión de Calleri. / Rafa Gutiérrez

El almeriense asegura que se sintió cómodo en el centro del campo, una posición que conoce perfectamente ya que jugó como mediocentro durante su etapa de formación

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Destacado sobremanera en el partido de Vitoria, no solo por juego sino también por brillar en una posición nada habitual en el centro del campo, Joaquín Fernández ha pasado por sala de prensa para analizar lo sucedido en campo del Alavés.

«Creo que deja un buen sabor siempre y cuando lo hagamos bueno esta semana en casa. En el minuto 30 lo veíamos lejos y el equipo sacó carácter», ha apuntado sobre un partido en el que volvió al centro del campo, posición que no frecuentaba desde hacía tres años. «Mi posición natural es de central pero es una posición que conozco, he jugado bastante en el medio, de hecho en toda mi etapa formativa he jugado de mediocentro», ha aclarado en torno a una posición familiar para él. «Me reconvirtieron en central hace cuatro años y aún así en el Almería llegué a jugar en el centro del campo. La conozco y puedo ayudar ahí si el míster lo necesita y ve oportuno. Ante el Alavés me encontré cómodo en el campo y al final la posición es irrelevante, lo importante es ayudar al equipo», ha afirmado.

Reconoce Joaquín que cuesta sumar puntos, «a todos los que estamos ahí abajo nos está costando», y que el partido del martes ante el Girona es una buena oportunidad para salir de abajo. «Nadie contaba con que el Girona estaría metido abajo y sin embargo nosotros sí sabíamos que ésta iba a ser nuestra liga, así que estaremos fuertes. Si algo tiene este equipo es las ganas que tiene de quedarse en Primera División, la mayoría somos novatos en Primera y tiene que ser baluarte».

El almeriense hace autocrítica por la mala puesta en escena del equipo en Vitoria. «No salimos como debíamos de salir al campo, ellos estaban más intensos y eso se ve reflejado en el marcador. Es verdad que a veces parece que nos tienen que dar un palo para reaccionar, es un aspecto a mejorar».

No se prodiga Joaquín en ocasiones de gol, así que recuerda perfectamente cuál había sido el anterior a su estreno en Primera. «En mi último año en Segunda B, hace tres años, en un Almería-Sevilla Atlético», ha apuntado casi de carrerilla antes de analizar la jugada. «Sé que Óscar la suele pegar muy fuerte en las faltas laterales y fui al primer palo con fe, la toqué lo justo para que no pudiera llegar el portero».

Sobre el fallo de Yoel en el primer tanto local a los cuatro minutos ha señalado que es un fallo como cualquier otro. «Yoel compite y entrena como un animal y todos hemos tenido fallos. Está claro que cuando un portero comete errores se nota más, pero el fútbol es un deporte de errores. Solos nos queda animarle», ha zanjado.