Joaquín apuesta por ser «más valientes» para no acabar los partidos encerrados en el área

Joaquín salta a rematar un balón aéreo. /Villamil
Joaquín salta a rematar un balón aéreo. / Villamil

El central almeriense anima a aprender de los errores y lanza un mensaje de optimismo: «Cualquiera de los equipos que están abajo se cambiaría por nosotros»

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

El día después de la dolorosa derrota en Leganés ha dejado caras largas, ninguna sonrisa, pocas ganas de dar explicaciones y alguna reflexión a la que agarrarse para seguir pensando en positivo en el tramo final de temporada. El vestuario habló en el mismo Butarque sobre la última jugada que supuso el gol local, y también extrajo alguna que otra enseñanza del sorprendente paso atrás dado en la segunda parte. Entre líneas, el central Joaquín ha dejado caer alguna de las claves de la derrota que deben servir para aprender y mejorar en jornadas sucesivas. «Sobre todo tenemos que ser nosotros y más valientes porque no por echar el culo atrás vas a defender mejor. Tener más espacios y tener más control de balón, y adelantar la línea cuando estemos sufriendo más», ha resumido al término del entrenamiento de recuperación al ser preguntado por las conclusiones de la última derrota.

El almeriense apunta a la tensión de tener que sumar por los resultados que se habían dado el paso atrás dado en la reanudación. «Por la situación en la que estamos creo que instintivamente nos metimos un poco más hacia atrás, ellos te aprietan y tampoco nosotros encontramos la continuidad con balón que tuvimos en la primera parte. Perdimos el control con balón y en los tiempos, y eso hizo que nos apretaran más», descartando que hubiera mensaje al descanso, «hablamos de seguir sólidos, es verdad que poco a poco nos fuimos metiendo para atrás pero no de forma consciente».

En Leganés, el técnico volvió a apostar por la defensa de cinco, algo que no fue determinante a juicio de Joaquín Fernández. «Es un sistema que dominamos y estamos adaptados a él. La verdad es que más que el sistema fue nuestra intención de echarnos hacia atrás. En la primera tuvimos más control de balón, y en la segunda no sé si esa necesidad de puntuar o asegurar un punto nos echó para atrás», ha explicado, poco antes de dar su versión de dos de las jugadas claves del encuentro en Butarque.

Por un lado el penalti pitado y rectificado por Cuadra Fernández. «Silva se reía y me decía que cómo podía haber pitado penalti. Era clamoroso porque hasta tenía la cara roja. Parece extraño que aun diciéndoselo el VAR se fuera a revisarlo».

Y por otro, el gol en el minuto 90+6. Joaquín ha reconocido que en el vestuario se habló más del fallo en la marca que del tiempo descontado por el árbitro. «Es verdad que el árbitro pudo cortar antes el partido y pitar el final, pero si defendemos bien no marcan. Nos metimos todos demasiado atrás y eso nos penaliza. Hay que estar con la cabeza fría y es otro aspecto a mejorar en lo que queda».

Joaquín, pese a todo, anima al aficionado a seguir confiando en el equipo. «Invito a la gente a ser optimistas y confiar en el equipo. Todos sabíamos que íbamos a sufrir, quedan muchas jornadas y estamos fuera de descenso. Cualquiera de los cuatro que están por debajo nos cambiarían la situación. Hay que ser optimistas», señala, admitiendo que es hora de sacar el domingo una victoria en Zorrilla. «Hay necesidad de ganar, dependemos de nosotros mismos y tenemos que estar juntos, tener más concentración y con nuestra afición seguro que lo sacamos», ha asegurdo. Precisamente en el Sánchez Pizjuán ante el Sevilla debutó con la camiseta del Real Valladolid.

«La verdad es que me encuentro bien, quizás no he tenido la regularidad que me gustaría en el once, pero creo que estoy trabajando bien y ayudando al equipo cuando me toca. La verdad es que lo menos importante es quien esté en el once y sí sacar los partidos adelante», ha comentado en sala de prensa, admitiendo que «hay que borrar ya lo que ha pasado y pensar en el partido del domingo».

Acerca de conocer o no qué han hecho los rivales directos, Joaquín es partidario de «jugar antes para meter un poco de presión a los rivales de abajo, pero somos profesionales y tenemos que pensar en sacar los partidos adelante», ha concluido.