Fútbol | Primera División

Joaquín cree que el viaje a Estados Unidos servirá al Real Valladolid para «hacer grupo»

Joaquín, en la sala de prensa de Zorrilla./J. A. P.
Joaquín, en la sala de prensa de Zorrilla. / J. A. P.

El central andaluz reconoce que su intención para este año es jugar más «como venía haciendo al final de la pasada temporada»

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

El Real Valladolid viajará esta tarde a partir de las 15:30 horas con dirección a Miami, donde hará escala antes de retomar su traslado hasta la localidad californiana de San José, donde realizará su concentración de pretemporada.

Antes del largo desplazamiento, en el que ya solo el primer vuelo durará más de nueve horas, el equipo se ejercitó esta mañana en el Cerro de las Contiendas desde las 8:45 de la mañana, donde se sometió a la primera paliza física de la pretemporada.

Después de la sesión, basada en series de 400, 800 y 1.000 metros, Joaquín Fernández compareció ante los medios de comunicación antes de montar en el autobús que desplazará a los jugadores al Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez.

El jugador consideró que el desplazamiento de la plantilla a Norteamérica es «síntoma de que el club ha crecido» y destacó que el viaje servirá «para hacer más grupo y piña con los nuevos fichajes», en un equipo que cuenta ya con los recién llegados Caro, Fede Barba, Fede San Emeterio, Álvaro Aguado, De Frutos y Sandro.

«El equipo y las incorporaciones estamos con ganas», resumió el central, que consideró «positivo» el viaje porque ayudar a «engrandecer el grupo que ya teníamos el año pasado y a intentar acoplar a los nuevos y abrirnos todos más».

A nivel personal, Joaquín prometió «luchar y trabajar» con la intención de que Sergio le de el máximo número de oportunidades, como sucedió en el tramo final de la temporada. Para ello, no le preocupa la llegada de Fede Barba, que ocupará el lateral izquierdo pero también podría ejercer de central. Según el almeriense, «toda la competencia es buena».

El jugador aprovechó su comparecencia para asegurar que estaba convencido de que el club iba a escuchar a la afición tras las quejas por el precio de los abonos «porque también escucha a la plantilla» y consideró «vital» que «el club, la plantilla y la afición vayan de la mano», a la vez que afirmó «que es de agradecer que el Real Valladolid escuche a sus seguidores».