Fútbol | Primera División

Los jugadores del Real Valladolid valoran positivamente el punto frente a un Eibar «muy serio»

Kiko Olvias intentar robarle la pelota a Charles bajo la mirada de Joan Jordán./Carlos Espeso
Kiko Olvias intentar robarle la pelota a Charles bajo la mirada de Joan Jordán. / Carlos Espeso

Kiko Olivas reconoció que el equipo «no estuvo fino», mientra que Leo Suárez recordó que para los suyos «sumar es importantísimo»

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

Los jugadores del Real Valladolid salieron del vestuario local del Nuevo José Zorrilla con la lección bien aprendida. Tanto Kiko Olivas como Leo Suárez coincidieron al afirmar que el Eibar supo cómo hacerles daño, pero también se ocuparon de recordar que el equipo blanquivioleta necesita sumar la mayoría de puntos posibles, algo que lograron con el empate.

El central Olivas no rehuyó la autocrítica a la hora de analizar el partido de los suyos frente al Eibar, relatando que su equipo «no estuvo fino». «No hemos estado bien en las combinaciones; no enlazábamos jugadas y no creábamos peligro», aseguró el de Antequera, que constató que el equipo «había dado un nivel hasta ahora que ha sorprendido a todos». «Algún día puede pasar que el equipo no esté bien», dijo. Culpó del rendimiento pucelano al planteamiento «muy serio» de los de Mendilibar. «Esperábamos un partido diferente, nos ha impedido hacer nuestro juego», reconoció.

Uno de los grandes damnificados del cortocircuito que el Eibar provocó en el centro del campo del Real Valladolid fue el mediapunta Leo Suárez. El argentino reconoció que el choque no se adaptó a sus características. «El partido no salió como yo quería, pero seguiré trabajando para hacerlo mejor el próximo día», aseguró. « Tratamos de hacer nuestro juego pero no se pudo», dijo, antes de valorar como «importantísimo» el punto logrado por el Pucela.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos