Fútbol | Primera División

Los jugadores del Real Valladolid reciben el penúltimo empujón de su afición antes de enfrentarse al Villarreal

Borja saluda a los aficionados tras descender del autobús. / G. Villamil

Algunos centenares de aficionados se concentraron antes del partido para recibir al autobús del equipo a su llegada al José Zorrilla

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

El Real Valladolid tiene esta noche ante el Villarreal un partido crucial para evitar caer a puestos de descenso, y su afición lo sabe.

Las peñas convocaron a los seguidores blanquivioletas a las 19:15 horas para brindar un caluroso recibimiento al equipo y algunos centenares de ellos respondieron congregándose junto a la puerta por la que los futbolistas acceden al estadio.

El primero en llegar al coso blanquivioleta fue el autobús del club castellonense, cuyos jugadores fueron recibidos con pitos, excepto Bacca, que recibió el saludo de algunos simpatizantes y Asenjo, cuyo nombre se coreó durante algunos instantes.

Después llegó el vehículo que transportaba al Real Valladolid, lo que enardeció a los asistentes que corearon algunos cánticos de apoyo a los suyos y después gritaron los nombres de cada futbolista a medida que descendían camino del estadio.

 

Fotos

Vídeos