Los jugadores menos utilizados en el Real Valladolid aguardan su turno

La mitad de la plantilla blanquivioleta ha jugado menos de 500 minutos cuando se han disputado ya 14 jornadas de liga

Anuar, que fue titular en el partido frente al FC Barcelona, corre junto a Messi durante aquel choque./Gabriel Villamil
Anuar, que fue titular en el partido frente al FC Barcelona, corre junto a Messi durante aquel choque. / Gabriel Villamil
J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

Camino de la decimoquinta jornada de liga, jornada de Copa mediante esta noche (Nuevo José Zorrilla, 21:30 horas), el Real Valladolid cuenta ya con un once más que reconocible, una certeza que tiene dos vertientes. La positiva pasa porque los hombres presentes en ella son ídolos de la afición y ocupan titulares e interés de otros equipos, algo siempre bueno para ellos y para el propio club pucelano. La mala: el resto de futbolistas quiere más minutos y puede no sentirse tan importante en el plantel.

Las sanciones y lesiones irán poco a poco haciendo que Sergio abra su abanico y comience a dar más minutos a jugadores que han perdido protagonismo o que nunca lo tuvieron en competición oficial. Es el caso de Borja Fernández, Anuar, Keko Gontán, Daniele Verde, Ivi, Moi, Luismi o Yoel y en menor medida de Salisu, que entrena con el primer equipo y compite con el filial, o de Alberto Guitián y Cotán, que no entran en los planes del técnico y seguramente tendrán que buscar acomodo en otras plantillas en el próximo mercado de invierno.

El caso de Borja, Anuar y Keko es similar, ya que todos ellos comenzaron la temporada formando parte del once titular en cuatro de los cinco primeros encuentros, hasta el choque disputado en Vigo que terminó con 3-3. A partir de entonces Keko, que cayó lesionado, solo ha jugado los últimos minutos del choque de la semana pasada frente al Leganés; Anuar no ha vuelto a ser titular y solo ha participado en algunos tramos en tres de los últimos nueve encuentros y Borja Fernández, el más utilizado de esta terna, solo recuperó la titularidad en el partido de Sevilla en el Sánchez Pizjuán, además de entrar de refresco en otros cuatro choques.

El futbolista marroquí y el gallego terminaron por dejar su puesto en el eje del equipo a la dupla Alcaraz-Míchel que actualmente está en boca de todos por la bajada de rendimiento que experimentan después de un bloque de partidos (ante Levante, Villarreal, Huesca, Betis, Espanyol y Real Madrid) en los que brillaron con luz propia y que coincidió con una gran racha de resultados del conjunto. Ahora, en el choque de esta noche frente al Mallorca, Borja y Anuar tendrán ocasión de reivindicar su valía y convencer al entrenador de que vuelva a hacerles hueco de inicio.

Verde, estrella desde la Copa

Caso contrario es el de Daniele Verde, que estrenó titularidad en Primera el pasado domingo en Zorrilla después de haberla ostentado también en la ida de la eliminatoria disputada en Son Moix. El napolitano, que ya ha expresado su deseo de que el Real Valladolid ejerza la opción de compra que tiene sobre él para quedarse en el club pucelano, ha llamado a la puerta gracias a la forma en la que ha aprovechado las oportunidades que le ha brindado el cuerpo técnico.

Debutó en Girona en la primera jornada del campeonato con 20 minutos sobre el terreno de juego, pero su esperada progresión no se produjo principalmente porque sufrió problemas musculares que le mantuvieron varias semanas fuera del grueso del grupo; hasta la jornada 10 había disputado tan solo 64 minutos.

En ese punto comenzó a cambiar su suerte en la ciudad del Pisuerga. Frente al Espanyol hizo un gran gol de falta y en el siguiente encuentro del calenario, el de ida de dieciseisavos de final del torneo del KO, consiguió otros dos tantos con sendos zapatazos, lo que le hizo convertirse de la noche a la mañana en uno de los futbolistas más aclamados por la afición. Su aportación desde el banquillo le valió una oportunidad de demostrar frente al Leganés que no solo funciona como revulsivo. Sufrió lagunas tácticas, pero sus intervenciones fueron de las que más peligro generaron de entre todos sus compañeros de equipo.

Ivi, castigado por las lesiones

De características parecidas al futbolista italiano es Ivi López, potente y talentoso jugador cedido por el Levante y uno de los que más esperanzas generó con su llegada a Valladolid el pasado verano.

El extremo izquierdo madrileño solo ha estado sobre el césped 17 minutos desde que arrancó la temporada allá por la penúltima semana de agosto. Las lesiones musculares no le han permitido coger ritmo de juego ni aportar prácticamente nada al equipo, en el que estaba llamado a ser un hombre importante. Sufrió una rotura muscular días antes de comenzar el campeonato y otra más hace tres semanas, en la víspera del partido en Mallorca. Sergio reconoció en la rueda de prensa anterior a ese encuentro que Ivi iba a ser titular en la isla, con lo que perdió una oportunidad de llamar a la puerta del técnico para reclamarle minutos. Si nada se tuerce, esta noche tendrá la reválida de aquella ocasión perdida y saldrá de inicio en la vuelta en Zorrilla.

También lo hará previsiblemente Moi Delgado, que pelea en silencio por demostrar al club que no se necesita un lateral izquierdo en invierno para disputarle el puesto al recién renovado Nacho Martínez. Moi, que este año pasó del filial al primer equipo, no ha jugado aún en LaLiga, aunque disputó los 90 minutos en Mallorca, igual que Yoel y el mediocentro Luismi. El primero vino a Valladolid en busca de minutos pero por el momento vive a la sombra de la gran temporada que está firmando Jordi Masip; el segundo estuvo muchos meses lesionado y aún no ha debutado en liga.

 

Fotos

Vídeos