Análisis: 'LECCIONES', por Carlos Pérez

Propone el autor que no olvidemos lo aprendido cuando no hemos ganado. Pero que, sobre todo, recordemos la lección de la victoria. Ante todo, que el Valladolid es un equipo

Los jugadores saludan tras el partido frenteal Eibar. /CARLOS ESPESO
Los jugadores saludan tras el partido frenteal Eibar. / CARLOS ESPESO
CARLOS PÉREZValladolid

Unas veces se gana y otras se aprende, dice un dicho popular. Esta temporada hemos aprendido de la derrota contra el Deportivo Alavés a no perder en el 93 lo que no has podido ganar en los 92 minutos anteriores. De las derrotas contra FC Barcelona y Real Madrid hemos aprendido que jugando al fútbol podemos competir contra cualquiera. De los empates hemos aprendido muchas cosas, porque cada uno se produjo de una forma distinta. Hemos aprendido a no darnos por vencidos cuando recibimos un gol como en Vigo o contra el RCD Español en casa y hemos aprendido a defender con orden y sin nervios en Gerona o Getafe.

Para mí la lección más importante la pudimos obtener contra el Eibar el último partido. Ese sábado aprendimos que hay veces que el rival te supera. No hablo de actitud, que creo que de esa gastamos a raudales en cada partido. Hablo de fútbol. Contra el Eibar hicimos más méritos para perder que en los tres partidos que hemos perdido juntos.

Yo no creo que el Eibar haya enseñado al resto de equipos cómo hay que jugarnos. Ojalá el fútbol fuese tan fácil. Lo que hizo el Eibar fue enseñarnos cómo nos pueden ganar. Y eso es lo más importante, aprender esa lección. Hay equipos que pierden partidos y eso no los hacen más fuertes. Puede ser que el problema de esos equipos sea que deportivamente no dan para más o puede ser que tengan uno de esos entrenadores que mueren con sus ideas.

Sergio ha dado muestras de no ser de esos. Le gusta el cuatro-cuatro-dos, pero le hemos visto alinear jugadores con muchos dibujos tácticos distintos. Por eso creo que pese a que yo piense que Sergio no supo leer ese partido, tenemos que estar tranquilos porque si algo ha demostrado es que sabe de fútbol.

Vamos a por el parón de las Navidades. Cinco partidos que debemos afrontar con la ambición de dejar atada la permanencia. Pero cinco partidos que vamos a jugar con el ruido mediático de entradas y salidas que tantas veces ha hecho mucho mal. Ruido que se ha multiplicado con la llegada de Ronaldo. Así que hay que aplicar las lecciones que hemos aprendido cuando no hemos ganado, pero fundamentalmente lo que hemos aprendido cuando hemos ganado. Y esa lección es que si somos un equipo somos mejores.

 

Fotos

Vídeos