Las lesiones de Moyá engordan las cifras de Rulli

En pretemporada y en Navidad el meta balear sufrió problemas en la rodilla que le impidieron ser titular

Los dos porteros de la Real Sociedad juegan durante un entrenamiento./José Mari López
Los dos porteros de la Real Sociedad juegan durante un entrenamiento. / José Mari López
J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

Como la del palentino Sergio Asenjo, la trayectoria profesional de Miguel Ángel Moyá está trufada de periodos de inactividad por diversos problemas en las rodillas. Esas complicaciones le han impedido tener continuidad, pero a la vez le han permitido demostrar su carácter ante las adversidades, ya que ha sido capaz de disfrutar de una larga carrera bajo palos pese a los obstáculos en forma de lesión.

El portero balear ha sufrido varias dolencias en esa articulación, las más graves en sus etapas en el Mallorca, el Getafe y el Atlético de Madrid, y en esta temporada, en la Real Sociedad, de nuevo la rodilla es la que le ha alejado del puesto fijo en el once titular que parecía haberse ganado tanto en la pretemporada como en la recta final de 2018. Cuando a mediados de agosto del año pasado la campaña estaba a punto de arrancar y Asier Garitano apostaba por Moyá para el debut en liga frente al Villarreal, un inoportuno derrame en la articulación a pocos días del primer encuentro obligó al técnico a tirar de Gero Rulli, que desde entonces ocupó la portería en los primeros seis encuentros de la temporada.

Once partidos

En la séptima semana de competición le llegó una segunda oportunidad a Moyá, que en esta ocasión no desaprovechó, siendo titular en los siguientes once choques de forma consecutiva, en los que encajó tan solo 11 goles. Con el último partido del año (derrota de los donostiarras por 0-1 frente al Alavés), llegó además de un parón de LaLiga la destitución de Garitano como entrenador del primer equipo y el club txuri-urdin apostó por Imanol Alguacil, un hombre de la casa, para el banquillo.

Borrón y cuenta nueva para muchos jugadores, pero de nuevo sería la maldita rodilla la que le impediría a uno de los dos cancerberos de la plantilla pelear en igualdad de condiciones por la titularidad. Alguacil no había desvelado quién sería su portero para la vuelta a la competición tras las Navidades, pero de nuevo Miguel Ángel Moyá sufrió una torsión durante un entrenamiento y Rulli ocupó el puesto en el Bernabéu, con el guardameta del filial Andoni Zubiaurre ocupando el lugar de reserva en el banquillo del coso blanco.

El meta argentino Gero Rulli, que cumple su quinta temporada en el conjunto vasco con el que acumula 160 encuentros, es desde entonces el elegido por su entrenador para defender la meta, y ha jugado los últimos diez encuentros de los suyos en liga además de la ida de los octavos de final de la Copa del Rey, mientras que su compañero solo se ha vestido de corto en los últimos tres meses para disputar la vuelta de esta misma eliminatoria (el partido frente al Betis terminó 2-2 y supuso la eliminación de la Real Sociedad de la Copa).

Ante las buenas prestaciones que parecen ofrecerle ambos guardametas, Imanol Alguacil ha asegurado que cada semana decidirá cuál de los dos juega en función de cómo hayan completado los entrenamientos, por lo que parecen partir en igualdad de condiciones de cara al choque ante el Real Valladolid del próximo domingo (Nuevo José Zorrilla, 18:30 horas). Ahora Rulli, que no fue convocado por la selección de Argentina para los recientes partidos de selecciones, acumula 1530 minutos en Liga, en los que ha recibido 22 goles (uno cada 70 minutos frente al tanto cada 90 que recibe Moyá).

Solo Eibar y Celta alternan más

Con ese reparto de minutos entre Rulli (1.530) y Moyá (990), la Real Sociedad es junto al Rayo Vallecano el tercer conjunto que más cambia de portero. En los madrileños Dimitrievski ha jugado tanto como el meta argentino y Alberto García los mismos minutos que el balear.

Este reparto de tiempos solo se ve superado por el que lleva a cabo José Luis Mendilibar desde el banquillo del Eibar -tanto Dmitrovic como Riesgo han jugado 14 partidos, acumulando 1.260 minutos- y el que han desarrollado Antonio Mohamed, Cardoso y Escribá en el Celta, con 1.350 minutos para Rubén Álvarez y 1.170 para Sergio Álvarez.

Hasta la fecha son cinco los guardametas que lo han jugado todo en LaLiga Santander: Jordi Masip, Ter Stegen, Jan Oblak, Diego López y Sergio Asenjo. De ellos, el menos goleado es el meta del Atlético de Madrid (19), seguido del Barça (27) y el del Villarreal (36).