Masip espera la mejor versión del Rayo «porque cuando te liberas, juegas más tranquilo»

Masip, en el centro de la imagen, celebra la victoria desde el centro del campo. /Villamil
Masip, en el centro de la imagen, celebra la victoria desde el centro del campo. / Villamil

El meta, que desea certificar la permanencia el domingo en Vallecas, asegura que el descenso del Rayo no cambiará nada. «Será un partido tan difícil como todos los que llevamos», reconoce

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Rebajada la tensión vivida menos de 24 horas antes en el estadio, el entrenamiento matinal ha devuelto la calma y la alegría a los jugadores del Real Valladolid, que han completado la primera sesión de la semana con las únicas bajas de Ünal y Kiko Olivas, al margen de los lesionados Luismi, Pablo Hervías, Anuar y Stiven Plaza.

El protagonista del día después ha sido Jordi Masip, que vivió de cerca el acoso del Athletic en los minutos finales,... y muy de cerca la vaselina de Raúl García y el cabezazo al palo de Núñez.

Más sobre el partido

El portero catalán ha respirado por una victoria «que necesitábamos para mantener vivas esas opciones de conseguir la salvación», y que concede unos mínimos de tranquilidad para afrontar la recta final del campeonato. «Toca coger fuerza y seguir en esta línea si queremos conseguir la salvación. Es verdad que los resultados dicen que la línea en defensa es buena y tenemos que mantenerla», ha manifestado, esperando como ha reeconocido que espera la mejor versión del Rayo pese a consumar su descenso este domingo. «Ya no tienen presión, cuando te liberas de la tensión que tienes durante todo el año juegas más tranquilo, y al final será un partido muy difícil como todos los que llevamos».

Opinión

No se percató Masip en los minutos finales ante el Athletic de las indicaciones que le hacían desde la banda para que forzara una tarjeta y así arañar unos segundos al cronómetro. El portero ha querido justificar su respuesta como si las pérdidas de tiempo no se contemplaran en el fútbol profesional. «Al final todo vale y mientras el árbitro te lo permita, tenemos que ser listos e intentar que se jugue lo menos posible. Todo suma y si estás agobiado intentamos que no se juegue y pasen los minutos. Muchos los equipos lo hacen, es lícito».

Al meta también le tocó pasar por la travesía del desierto que deben atravesar todos los jugadores a lo largo de una temporada, un bache que en su caso le llevó al banquillo dos partidos. ¿Ayuda el paso por el banquillo? «Son decisiones que toma el míster, él lo vio así y yo he intentado estar con el equipo y colaborar desde otro rol. Me ha tocado volver y como siempre intentar luchar para ayudar en lo posible», ha asegurado.

Masip huye también de las cuentas de la permanencia y prefiere pensar en el siguiente partido. «Ojalá que consigamos la permanencia cuanto antes, si puede ser este fin de semana mejor. Sería muy bueno que no tuviéramos que jugarnos nada en la última jornada», ha reconocido.

Estirada de Masip para enviar a córner la vaselina de Raúl García.
Estirada de Masip para enviar a córner la vaselina de Raúl García. / Villamil

El portero ha dado su versión sobre dos de las jugadas decisivas del partido en las que tuvo que intervenir. El palo y la vaselina de Raúl García. «En el remate de cabeza me lanzo pero la veo lejos de mi alcance, y por suerte estuvo de nuestro lado y no entró. No hemos tenido suerte muchas veces esta temporada pero ayer estuvo de nuestro lado». Y en la estirada para enviar el balón a córner -que se puede ver en la imagen-, lo ha relatado desde la sorpresa del momento. «No lo esperaba, ví que controlaba y que iba a golpear rápido y por suerte la pude despejar».