Melero López y un criterio para rebuznar

El colegiado Melero López explica a Sergio González el porqué de su extravagante y equivocada decisión/R. GÓMEZ
El colegiado Melero López explica a Sergio González el porqué de su extravagante y equivocada decisión / R. GÓMEZ

Miguel de la Fuente volvió a disfrutar de minutos en el primer equipo

Miguel Ángel Pindado
MIGUEL ÁNGEL PINDADO

Podría considerarse que el VAR se ha convertido en un enemigo acérrimo del Real Valladolid, capaz de ver lo invisible, de observar lo que nadie presenció, de afeitar un huevo en el aire como se suele decir cuando se afina siempre en la misma dirección, que no es la blanquivioleta. A lo largo de la temporada han sido demasiados los momentos en los que esta herramienta tecnológica ha desvirtuado la realidad que se vive en los estadios en aras de la cámara lenta, la rayita del fuera de juego o la interpretación de una posición que quizás influía en mayor o menor medida en esa acción que acabaría perjudicando los intereses vallisoletanos. De lo que no cabía ninguna duda es que gracias a las atropelladas acciones goleadoras del Real Valladolid, el VAR ha ido conformando un protocolo, unas interpretaciones y unas normas que poco a poco parecían que se iban imponiendo en el fútbol español. Pero hete aquí que de golpe y porrazo, lo que era casi ley vuelve a cuestionarse.

Ayer el colegiado Mario Melero López, a sus 40 años, que estrenaba su palmarés con el Real Valladolid en Primera División, quiso poner una pica en el Metropolitano y sacar a relucir su incapacidad como colegiado. Vio la mano y la justificó como «no antinatural». Pasó olímpicamente del VAR. Un nuevo criterio que pueden seguir otros colegiados a partir de ahora, a tenor del rival, del momento o de cualesquiera otras circunstancias para dejar la tecnología de lado. Eso sí, con muy buenas maneras y educadamente. En el minuto 86. Con 0-1 en contra del Pucela. Y todos tan contentos con este colegiado que arbitra en Primera División, cuando incluso el técnico rival afirmó no entender 'porque no cobró el penal'.

Prácticamente el 99'9% de los aficionados al fútbol pitarían penalti, que lo fue. Si alguien te llama burro, no le hagas caso. Si dos te llaman burro, ignórales. Si tres te llaman burro, pasa de ellos. Pero si todos te llaman burro, ¡rebuzna! Pues bien, Mario Melero López, rebuzna. Y eso, si, el Pucela se queda sin la opción de sumar un punto de oro en este final de Liga.

Y es que ya puestos a ser tiquis miquis en esto del VAR, podría haber considerado, en el tanto que marca Joaquín en propia puerta, que recibe apenas unos segundos antes un empujón sin balón por parte de Griezmann que desequilibra al defensa blanquivioleta y quizás le provoca el error. Ahí no entró para nada el VAR, y seguramente de haberlo hecho, Melero López tampoco hubiera interpretado nada punible ni 'antinatural'.

Miguel regresa

Pero este desaguisado arbitral de que está siendo objeto el Pucela esta temporada, no debe ocultar el hecho de la presencia de varios jugadores canteranos en el primer equipo y además en encuentros de enjundia.

Waldo subió al primer equipo en el mercado de invierno. Esta misma semana, ante el Girona, fue el centrocampista mauritano El Hacen el que dispuso de los minutos finales y ayer mismo, el delantero Miguel de la Fuente Escudero, nacido hace veinte años en Tudela de Duero, saltó al terreno de juego del Metropolitanos en el minuto 79 sustituyendo a Óscar Plano, después de haber debutado apenas un minuto el pasado 21 de octubre, en el campo del Betis.

Y esta vez, Miguel tuvo la oportunidad de vivir en sus propias carnes lo que significa el VAR, el subidón de un posible penalti y la frustración de sentir la injusticia televisada a cámara lenta. Pero también el joven canterano disfrutó de una clara ocasión para marcar, pero su remate en semifallo fue detenido por los brillantes reflejos de Oblak, sin duda el mejor del partido con sus increíbles paradas. Y además, junto a Miguel, también estaban en el banquillo, su compañero El Hacen y otro canterano como Salisu, que aún no ha debutado en la Liga.