Fútbol | Primera División

Míchel desvela que ha sufrido «varios calvarios» esta temporada por problemas físicos

Míchel, con el índice en alto, corre a celebrar su gol al Girona./G. Villamil
Míchel, con el índice en alto, corre a celebrar su gol al Girona. / G. Villamil

El jugador, autor del gol de la victoria frente al Girona, se mostró «centrado en el equipo, el club y la permanencia» pese a que no ha renovado el contrato que le ata al Real Valladolid hasta junio de este año

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

Míchel Herrero se convirtió ayer con su gol en uno de los protagonistas de la victoria del Real Valladolid frente al Girona (1-0). Esta mañana, en rueda de prensa, se mostró «encantado y muy feliz de haber conseguido ese tanto», y de paso puso de relevancia el gran trabajo de Enes Ünal, que le hizo «el trabajo sucio» atrayendo a varios defensas dentro del área y después cediéndole el balón para que golpease desde la frontal. «No todo el mérito es de él porque el golpeo era complicado, pero sí que me ayudó mucho a conseguir marcar», relató el mediocentro.

Más información

Se presentó Míchel ante los medios de comunicación, de los que dijo que le habían «dado un poco de caña», como «el que marcó ayer un gol y el mismo que hace unos meses a lo mejor no daba su mejor nivel» y desveló que ha jugado varios partidos con molestias. «He pasado varios calvarios con el tobillo, con una molestias que han durado más de lo normal. Lo tengo hablado con los doctores y el míster, todos los sabíamos pero forcé para ayudar al equipo», aseguró.

Sintiéndose recuperado y «con la chispa que necesitaba tanto yo como el equipo», como él mismo se encargó de afirmar, intentó mostrarse como un jugador implicado al máximo con el club pese a que no ha renovado aún un contrato que espira el próximo 30 de junio. «Lo más importante es el club y mantener la permanencia, pero sí que es verdad que antes de Navidad la renovación estaba prácticamente hecha y el club decidió esperar y en eso estamos, no sabemos nada», dijo. «Ahora está en sus manos y yo lo que tengo que hacer es jugar, ayudar e intentar hacerlo lo mejor posible», remachó.

Entrenamiento bajo mínimos

El césped de los Anexos acogió un entrenamiento postpartido algo atípico puesto que al campo solo saltaron los jugadores de la primera plantilla Yoel, Joaquín, Antoñito, Moi, Toni y Borja, que estuvieron acompañados por los del filial Samu, Zalazar, Navarro, Miguel y El Hacen y el juvenil Óscar.

El resto de jugadores, a excepción de Keko y Verde que se ejercitaron también sobre el campo de entrenamiento pero al margen en el proceso de recuperación de sus lesiones, trabajó en el gimnasio con la ausencia de Calero, que estuvo en manos de los fisioterapeutas después de retirarse ayer del choque frente al Girona por precaución.

El equipo volverá a trabajar el jueves a partir de las 11:00 a puerta abierta en los Anexos.