Míchel: «Nos da igual el campo o el rival, en esta línea llegarán más victorias que derrotas»

Míchel Herrero gesticula en un momento del partido en el Bernabéu. /R. Gómez
Míchel Herrero gesticula en un momento del partido en el Bernabéu. / R. Gómez

Míchel Herrero escenifica el orgullo y satisfacción de la plantilla por haber plantado cara a todo un Real Madrid «durante ochenta minutos»

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSMadrid

Rabia y resignación, además de una media sonrisa contenida que decía mucho más que cualquier palabra. No era el de ayer un día para análisis sesudos. Las caras resumían cualquier sensación. Y la de Toni estaba a medio camino entre la satisfacción por el trabajo colectivo y la pena porque ninguna de las oportunidades hubiera acabado en gol. «La derrota injusta no es porque seguro que han tirado más veces a puerta y han llegado más. Sí es dolorosa por cómo ha sido porque creo que hemos hecho un gran partido», aseguró, añadiendo que «seguro que mañana estaremos más contentos porque hemos sometido al Madrid en muchos momentos de partido».

La sensación de bloque que demuestra el equipo de Sergio González independientemente de quien sea el rival fue también de lo más comentado en zona mixta. Toni Villa asentía y daba sus explicaciones al respecto. «El equipo defiende del primero al último y el que sale del banquillo aporta también. Luego hay mucha calidad y creo que todo eso hace que seamos un equipo muy difícil de batir», comentó, reconociendo que el objetivo no está en la posición en la tabla sino en los puntos a sumar. «Yo no miro la clasificación y sí los puntos que tengo. Sé que tenemos que llegar a 45 lo antes posible, y eso es lo importante. Ahora viene el partido importante que es ante el Eibar».

Toni Villa pugna con Odriozola.
Toni Villa pugna con Odriozola.

Sobre su actuación personal, que a punto estuvo de redondear con un lanzamiento que se estrelló en el larguero, Toni torció el gesto. «Lo estoy estoy intentado la verdad, no sé si tengo que hacer brujería para que entre porque lo intento. Pero bueno, aporto otras cosas y tampoco tengo que obsesionarme porque al final le doy otras cosas al equipo. Últimamemte me voy atreviendo más, creo que tengo buen golpeo como se ha visto pero no solo es cuestión de confianza sino también de un poco de suerte», afirmó resignado.

En la misma línea se manifestó Míchel Herrero, «un poco dolido por los últimos diez minutos. Estamos muy contentos y orgullosos por haber plantado cara al Real Madrid, uno de los mejores equipos del mundo, durante ochenta minutos hemos hecho nuestro fútbol y hemos tenido nuestras ocasiones, dos largueros... y luego ha llegado una jugada desafortunada en la que Vinicius que tira a centrar o no sé adonde y en el rebote entra. Ahí se acaba el partido». Para el centrocampista, uno de los éxitos del equipo es jugarle de tú a tú a cualquier rival. «Nos da igual el campo o el rival, hacemos nuestro juego y en esta línea llegarán más victorias que derrotas, concluyó.

Courtois, sincero

No era la suya una opinión objetiva y sin embargo al portero del Real Madrid no le dolieron prendas en reconocer que su equipo había tenido suerte justo en el momento en que se encontraba en una encrucijada. «El fútbol tiene mucho de confianza y yo confío en que este partido nos aporte más. Hemos tenido suerte hoy, pero también hay que pensar que no era un partido fácil. Jugábamos ante un rival que no había perdido en los siete últimos partidos. Ya no existen partidos de 4-0 o 5-0», aseguró Courtois antes de hacer referencia a los dos largueros del Valladolid. «Otros días los palos y largueros los pegamos nosotros, hoy han sido ellos. El primero llegué a rozar el balón con los dedos y pude despejarlo», apuntó el meta belga, quien elogió el juego y planteamiento valiente del Real Valladolid antes de referirse al lío que tiene montado el equipo blanco en el banquillo en los últimos días. «En momentos como estos siempre paga el entrenador pero los culpables somos todos. Es evidente que no se puede echar a 25 jugadores, pero nosotros lo damos todo en el campo», aseguró. A Courtois se le preguntó también por la posibilidad de que sea Roberto Martínez, actual seleccionador belga, el próximo técnico que se siente en el banquillo del Bernabéu. «No soy yo quien decide, es el club el que toma la decisión. Solo puedo decir que Roberto es muy buen entrenador, y por eso me gusta mucho que siga como seleccionador de Bélgica», reconoció, cerrando su análisis con un breve consejo a Vinicius, el jugador 'de moda' en Madrid. «Yo que él leería poco la prensa estos días. Debe tener los pies en la tierra y no escuchar lo que se diga de él».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos