Fútbol | Primera División

Míchel, del Real Valladolid, asegurá que se redimirá tirando el próximo penalti

Raúl de Tomás y Míchel se agarran durante el choque. /Ramón Gómez
Raúl de Tomás y Míchel se agarran durante el choque. / Ramón Gómez

El centrocampista falló una pena máxima ante el Rayo Vallecano en el minuto 86

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

Los jugadores del Real Valladolid se mostraron ayer muy dolidos por la derrota frente al Rayo Vallecano, rival directo por la permanencia que en Zorrilla consiguió su segunda victoria fuera de casa de lo que va de temporada.

El primero en intervenir en zona mixta fue Antoñito, que jugó medio partido tras saltar al campo en sustitución de Moyano tras el descanso. «El equipo está un poquito jodido por todo lo que ha sido el partido», relató gráficamente, haciendo referencia así al gol a los treinta segundos de juego conseguido por Medrán y al penalti que marró Míchel en la recta final del encuentro.

«Merecíamos al menos el empate», aseguró el sevillano, para el que «ahora hay que corregir lo negativo y pensar en lo positivo y mirar para adelante». En el aspecto de lo menos malo, Antoñito aseguró que el conjunto «es fuerte y ha sabido sobreponerse a cosas peores [que el partido perdido ante el Rayo Vallecano]».

A su juicio, al Real Valladolid le está costando ganar en Zorrilla porque «los equipos nos conocen y aguardan nuestros fallos esperando atrás». «Siempre es complicado jugar en casa contra equipos que se encierran. Ellos habitualmente proponen mucho fútbol, pero hoy se han puesto con el 0-1 en el segundo treinta. Hemos disfrutado de muchas ocasiones de empatar, pero no hemos tenido suerte», describió.

Pese a todo, se mostró confiado en que solo se trata de un mal resultado, aislado. «Vamos paso a paso y sabemos que hay muchos baches durante la temporada; hay que seguir para adelante y pensar ya en la Copa».

«Esto no se puede repetir»

En ese mismo sentido se expresó su compañero Míchel Herrero, que consideró «una suerte» que haya un partido de la competición del 'KO' el próximo miércoles. «Tenemos que revertir esta situación y sacar algo positivo de Getafe», afirmó el valenciano, que falló una pena máxima pero no quiso darle más dramatismo a su error. «Yo me encontraba muy bien, tenía optimismo por meterlo. He fallado, no pasa nada, cuando haya otro penalti lo tiraré otra vez», confirmó.

El mediocentro, que se mostró «cabreado no por el penalti, sino por el inicio de partido» relató con dureza la jugada del comienzo del encuentro que terminó en gol de Medrán: «No nos pueden meter un gol en el primer minuto. Nos ha condicionado el partido porque no han hecho nada más para ganarnos; eso no se tiene que volver a repetir», aseveró. «Nos ha faltado la atención y la concentración que ellos sí que han tenido. El primer minuto ha sido un gran cúmulo de despropósitos en el que han hecho una buena jugada y lo han metido. Eso no puede volver a ocurrir», insistió.

Analizando su actuación junto a Rubén Alcaráz en el centro del campo, sí que reconoció que no tuvieron su mejor partido «aunque lo hemos intentado como todos», incidió. «Nos ha faltado un poco más de fluidez y de abrir a las bandas, hemos intentado demasiado pase por dentro, donde había mucha gente acumulada. Ahora ya sabemos, a corregir los mejores e intentar hacerlo mejor», terminó.