Barça y Pucela vivirán el choque más desigual de la liga

Messi sortea la presencia de Anuar y el mal estado del campo, con Calero a la espera, en el partido de ida disputado en Zorrilla. /Villamil
Messi sortea la presencia de Anuar y el mal estado del campo, con Calero a la espera, en el partido de ida disputado en Zorrilla. / Villamil

El Real Valladolid afronta en su visita al Nou Camp el partido de los extremos, en el que solo el salario de Messi cubre el de toda la plantilla blanquivioleta

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Barcelona y Valladolid disputarán el próximo sábado el partido de los extremos. Los que marcan las fronteras de la mejor liga del mundo. En una esquina se sentará el club que más ingresos generará en 2019, próximos a los mil millones de euros (960), líder también en gasto, fichajes, el ránking de límite salarial y en la clasificación. Y enfrente lo hará el club que cierra el gasto en salarios de LaLiga, y también en inversión de fichajes pese a proceder de la Segunda División (10, 10 millones de euros).

No hay en el campeonato un partido tan desigual como el que se vivirá en el Nou Camp. Las cifras, que afortunadamente no lo son todo en deporte, son tan contundentes como incontestables en este sentido. Si nos ceñimos solo al rectángulo de juego, el FC Barcelona no solo dobla en puntos al Valladolid sino que triplica su número de goles. Sesenta ha marcado el equipo de Ernesto Valverde hasta la fecha, lo que supone un gol cada 34 minutos, por los 19 que ha alcanzado el equipo de Sergio González, que celebra un tanto cada 109 minutos de juego. En este sentido, solo Messi lleva más goles (21) que toda la plantilla del Real Valladolid, en un ejemplo que se corresponde con la inversión ya que el salario del argentino cubre el de todo el vestuario blanquivioleta. Llevando la eficacia de ambas plantillas al talonario, hasta la fecha al club azulgrana le cuesta cada gol en la competición doméstica 10,5 millones de euros, mientras que al blanquivioleta le supone poco más del millón.

Más información

Si nos alejamos del césped, las diferencias son aún más llamativas entre dos entidades que se mueven en mercados distintos, por no decir que 'juegan' en ligas distintas. El presupuesto para las cinco secciones profesionales del Barcelona supone, por ejemplo, tres veces el aprobado por el Ayuntamiento de Valladolid para este mismo año (342). Por supuesto, en las antípodas del total que manejan los blanquivioleta para este curso (50 millones). Unas cifras consideradas récord en la Ciudad Condal que permitirían, por citar un caso cercano, un soterramiento integral de las vías del tren en Valladolid según las cuentas que baraja Adif, y que han sido descartadas por activa y por pasiva.

Otro de los capítulos en los que convergen ambos clubes en las últimas fechas es en la búsqueda de un patrocinio que ponga nombre a sus templos. Mientras el FC Barcelona lleva tiempo rastreando el mercado en busca de una empresa que aporte un mínimo de 200 y un máximo de 300 millones de euros para darle apellido al Nou Camp, el Real Valladolid ha reconocido ya que el estadio Zorrilla cambiará de nombre en cuantro aparezca un patrocinador que, al menos, sufrague la reforma integral del coliseo, cifrada por encima de los 25 millones de euros.

Hacienda y los fichajes

En este mar de cifras mareantes, en Barcelona han admitido haber accedido este año a pedir préstamos a fondos de inversión americanos por valor de 140 millones de euros, en una práctica que viene siendo habitual en las últimas campañas.

En el capítulo de ingresos, los azulgrana recaudaron el curso pasado un total de 300 millones de euros solo en marketing, cifra incrementada por los ingresos recibidos por televisión que alcanzaron los 154 millones. En este caso el Valladolid espera percibir esta temporada de LaLiga una cantidad aproximada de 45 millones, lo que supone un aumento considerable después de recibir 7,1 el año pasado en Segunda División. Este incremento, amén de dejar su histórica deuda con Hacienda en una cantidad simbólica –abonará 16 millones de euros a la Agencia Tributaria–, permitirá sanear las cuentas y afrontar la próxima temporada con más holgura en lo que al capítulo de fichajes se refiere. En el presente curso se ha visto atado de pies y manos por sus obligaciones. En este apartado, entre el mercado veraniego y el invernal, la cesta de la compra se ha detenido en 10,10 millones de euros que se reparten entre las incorporaciones de Alcaraz, Joaquín, Stiven Plaza, Fede San Emeterio, Sergi Guardiola y Aguado.

En el bando azulgrana las cifras se disparan hasta los 129 millones de euros, fundamentalmente en la adquisición de cuatro jugadores (Arthur, Lenglet, Malcolm y Arturo Vidal), a los que hay que sumar en menor medida las últimas llegadas de Murillo, Boateng y Todibo. En este caso, los azulgrana se han movido mejor que en temporadas precedentes ya que han equilibrado las cuentas con la ventas de jugadores por valor de 134,05 millones de euros (principalmente Paulinho, Yerry Mina, Lucas Digne, Gerard Deulofeu, y Aleix Vidal).

Un combate desigual que a priori tiene un claro vencedor sobre el papel y que, sin embargo, partirá en igualdad una vez salten los dos equipos al césped del Nou Camp. Ejemplos hay todas las temporadas en los que los grandes se quedan a medio camino entre lo que debería ser y lo que finalmente es. Por mucho que el que dirimirán Barcelona y Valladolid sea el partido más desigual del campeonato.

 

Fotos

Vídeos