Fútbol | Primera División

Morbo

Los jugadores del Real Valladolid mueven una portería durante un entrenamiento en Los Anexos./Rodrigo Jiménez
Los jugadores del Real Valladolid mueven una portería durante un entrenamiento en Los Anexos. / Rodrigo Jiménez

CARLOS PÉREZ

Reconozco que me produce mucho morbo el partido del domingo. Podría decirse que es el primer partido de liga en Zorrilla desde aquella noche de junio contra el Numancia en que conseguimos el ascenso. El partido contra el Barça digamos que fue un partido anormal. Primero porque todos los partidos contra Barça y Madrid lo son por la repercusión mediática a nivel nacional, segundo por la fecha más propia de un trofeo veraniego y tercero porque todavía había una sensación de provisionalidad por no estar cerrada la plantilla. Digo que me da morbo porque quiero saber cómo vamos a responder como afición en el primer partido normal desde aquel contra Osasuna en el que nos jugábamos jugar la promoción. Yo tengo el pleno convencimiento de que habrá una gran entrada y un gran ambiente, pero es cierto que se generan dudas en ciertos ambientes sobre la respuesta del público. Nada como pasear por la ciudad para ver que Valladolid ha cambiado y ojalá sea por mucho tiempo.

Me da morbo también por ver cómo se recibirá a Ronaldo en Zorrilla. Igual este domingo no importa tanto el recibimiento al equipo, como la llegada del brasileño al estadio.

También me da morbo en el puro aspecto futbolístico. Después de un buen resultado en Gerona y Getafe y una muy buena sensación en dicho partido contra el Barça, llega la hora de algo más. Es momento de volver a escuchar a Zombie Nation con su Kernkraft 400 en Zorrilla, es momento de ganar el primer partido. Es momento de afianzar lo que estamos haciendo muy bien y de mejorar en lo que no estamos haciendo tan bien. La diferencia entre estar con cinco puntos, habiendo perdido sólo contra el todopoderoso Barça y quedarnos con dos es de más de tres puntos. No se trata de hacer ver que en la jornada cuatro estamos ante un partido trascendente porque evidentemente no lo es, pero es el partido para coger impulso.

Yo estoy muy contento con la respuesta del equipo estos tres partidos. Hay jugadores muy jóvenes y que debutan en Primera que parece que llevasen varios años haciéndolo. Hay un bloque y una idea de juego y confianza en ese bloque, en esa idea de juego y sobre todo en las posibilidades individuales de cada uno.

Me da morbo el partido del domingo. Somos un equipo que está permanentemente en construcción y me apasiona ver nuestro desarrollo. Me da la sensación de que estamos en un momento importante en la historia del club, pero es necesario que la pelota entre. En el fútbol, las intenciones pueden ser muy buenas, pero los resultados te aúpan o te hunden.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos