Nacho agradece el gesto de la afición del Rayo: «Es gente adorable dispuesta siempre a ayudar»

Nacho se dirige al campo en el último partido ante el Athletic. /Villamil
Nacho se dirige al campo en el último partido ante el Athletic. / Villamil

El lateral madrileño, que pasó cinco años en Vallecas y coincidió con Paco Jémez, asegura que no le sorprende la iniciativa de algunos de sus abonados. En el aspecto deportivo se muestra convencido de que su rival «no aflojará»

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Cinco años estuvo Nacho Martínez en Vallecas, primero en el Rayo B y luego en el primer equipo, estancia en la que coincidió con Paco Jémez. Pocos por lo tanto tan acreditados que él para hablar de lo que se cuece estos días en el entorno del próximo rival del Real Valladolid una vez consumado su descenso de categoría.

Nacho ha reconocido haber mantenido contacto en estos días con su antigua casa. «He tenido posibilidad de hablar con algún amigo y están dolidos porque esperaban llegar con opciones a las últimas jornadas», ha comentado, consciente de que el vestuario no tiene que mirar más allá de su propia línea de juego. «No sé como afrontarán el partido, y en cuanto al tema incentivos siempre se dice que hay maletines pero cada vez está más difícil, al final se va a erradicar».

Especulaciones al margen sobre la tensión que tendrán sobre el campo los jugadores del Rayo, lo que sí sabe Nacho es que será un partido con connotaciones especiales. «Es un partido especial, estuvo cinco años y es una situación rara porque ya ellos están descendidos y nosotros nos estamos jugando mucho. Pero al final hay que mirar por nosotros, que nos estamos jugando la vida», ha señalado el lateral, que ha declarado entender perfectamente el enfado que tiene el aficionado del Rayo con su presidente por el precio de las entradas que ha puesto a los seguidores del Valladolid (50 y 80 euros). Nacho se ha pronunciado sobre la iniciativa de algunos abonados de ceder sus carnés a socios blanquivioletas.

«Estas cosas promueven la calidad humana que tiene la gente de Vallecas, es gente adorable que siempre se muestra dispuesta a ayudar y desde aquí les doy las gracias porque es un bonito gesto. Entiendo su enfado porque sé que afición y presidente siempre están un poco tirantes, y no me sorprende su gesto porque siempre lo dan todo y están dispuestos a ayudar», ha comentado, agradeciendo también todo el respaldo que el vestuario está recibiendo por parte de la afición blanquivioleta. «Llevamos unos partidos que la afición está volcada con el equipo, es un gesto que necesitábamos».

No cree Nacho que nadie les vaya a dar indicaciones durante el partido de otros resultados de rivales directos, «nosotros tenemos que jugar nuestro partido y lo que pase en otros campos no depende de nosotros», como tampoco cree que el Rayo vaya a bajar los brazos por estar ya en Segunda. «No creo que aflojen, tienen su manera de ver el fútbol y conociendo al entrenador no va a dejar que afloje nadie. Tenemos que centrarnos en su mejor nivel e intentar sacar los tres puntos porque tal y como está cosa puede pasar cualquier cosa», ha declarado.

Se le ha preguntado a Nacho en qué momento llegó ese cambio de chip para que el Valladolid se parezca hoy más al que fue en la primera vuelta, y que en esta fecha sea el mejor posicionado deportiva y mentalmente. «Al principio parecía que no nos íbamos a meter nunca (en descenso) y que no lo íbamos a tocar y luego cuando lo tocas, arde. Arde estar ahí abajo. Tocó cambiar cosas pero lo normal era que estuviéramos ahí y que lucháramos hasta el final», ha señalado.

Miembros del cuerpo médico atienden a Moyano, que se resintió de su muñeca tras una mala caída.
Miembros del cuerpo médico atienden a Moyano, que se resintió de su muñeca tras una mala caída. / Villamil

Por último ha elogiado la irrupción de Waldo en el equipo y en su banda, donde han formado una buena sociedad. «En pretemporada ya estuvo con nosotros y dejó una grata impresión. Personalmente me gustó mucho y me llamó la atención, y ahora que le han dado una oportunidad, contentísimo de que pueda estar con nosotros y que siga madurando y aportando al equipo», ha concluido.

En el entrenamiento de esta mañana solo ha causado baja Kiko Olivas, todavía con las molestias físicas derivadas del último partido ante el Athletic. El central malagueño ha trabajado con los fisios y se espera que no tenga problemas para llegar al partido del domingo en Vallecas (18:30 horas). Javi Moyano tuvo que ser atendido en su muñeca izquierda por los integrantes del cuerpo médico al final de la sesión tras una mala caída.