Canal Pucela

Actualidad
REAL VALLADOLID
El defensa ha intentado sin éxito mitigar el dolor ocasionado por la fractura de húmero
29 de abril de 2010
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Asier Del Horno se despide de la temporada
Del Horno, en su último partido como blanquivioleta. :: RAMÓN GÓMEZ
ARTURO POSADA.-

Asier del Horno ha jugado trece partidos con la camiseta del Real Valladolid. No lo hará más. Una fractura en el húmero derecho le impedirá vestir de nuevo la elástica blanquivioleta. Sus deseos iniciales de jugar con el hueso roto se han dado de bruces con la realidad. «Creo que prácticamente he terminado esta temporada», manifiestó ayer el defensa.

Del Horno ha intentado mitigar la lesión con inyecciones. Los médicos le infiltraron el martes, pero el dolor no ha remitido. La última resonancia tampoco ha arrojado resultados positivos. El Real Valladolid se juega la permanencia y nada gustaría más a Del Horno que seguir colaborando con su fútbol aguerrido y de calidad. Pero los riesgos son demasiado grandes.

«Lo que más miedo me da es sufrir un pequeño golpe, que se rompa del todo lo que tengo y estar tres o cuatro meses de baja», admite. Martirizado por las lesiones en los últimos años, un agravamiento de la fractura en el húmero le supondría perderse la pretemporada con el Valencia, adonde volverá cuando finalice la temporada.

Asier del Horno ha recibido todo tipo de asesoramiento médico. Por un lado, los facultativos del Real Valladolid. Por otro, los galenos del Valencia. Ninguno le ha recomendado forzar. Y le han hecho ver que su presencia en el campo podría ser contraproducente no sólo para él sino también para el colectivo. «No voy a estar bien y más que ayudar voy a perjudicar al equipo», dice.

En el adiós a la competición llega el momento de realizar balance. Asier del Horno aterrizó en Zorrilla con dos objetivos: ayudar al Real Valladolid y que el Real Valladolid le ayudase a él. La simbiosis ha resultado perfecta. Del Horno ha demostrado hambre de fútbol. Su talento redundó en beneficio del equipo, que ahora se emplea con la misma intensidad que él exhibió desde su llegada. Del Horno ha sido un faro para el vestuario.

«Me he encontrado bien. He tenido partidos malos, por supuesto, pero estoy contento con el rendimiento que he dado. Luego está el objetivo del equipo. A unos les tocará jugar y otros estaremos fuera. Pero unidos. Todos consideraban que estábamos enterrados y ahora hemos sacado la cabeza».

El fútbol ha maltratado a Asier del Horno desde que fichó por el Chelsea inglés. Él mismo lo reconoce... con un matiz. «Sí, pero ha sido por mi culpa. Si en Londres no hubiera forzado como forcé no me tendría que haber operado de los dos tendones de Aquiles. Por esos tres o cuatro meses de Londres llevo sin estar bien tres o cuatro años. Nunca me he arrepentido. Había un Mundial por medio y quería estar en la lista. Había que forzar y forcé. Ahora, esta mañana, me han dicho lo que tenía y he pensado: 'es que no puedo'. No me queda otra».

Cuando Asier del Horno abandonó ayer Zorrilla, recibió el aplauso de la hilera de aficionados que rodeaba el estadio. Al defensa le acompaña ahora una vitola de héroe de la que reniega. «Eso de héroe no me gusta nada. Aquí hay jugadores que se han infiltrado y ahora están gravemente lesionados por eso. Lo han hecho por el equipo y no se les ha tenido en cuenta. Creo que el club merecía que intentase jugar y lo que hiciera falta. Ahora no voy a poder, pero es lo que tenía que hacer».

El Valencia es su siguiente objetivo. Del Horno quiere llegar sano a la próxima pretemporada, que Unai Emery le vea en los amistosos y tratar de ganarse un puesto en el conjunto che. ¿Y el Real Valladolid? «Carlos Suárez sabe que ahora está muy difícil. Pero ojalá en un futuro sí que pueda jugar aquí. ¿Por qué no?», desliza.

Los trece partidos con el Real Valladolid le han permitido desprenderse de algunos sambenitos, las malas famas extradeportivas que se ceban con determinados jugadores justo cuando sus carreras descarrilan. «Sé que aquí me he podido quitar esa fama porque he jugado con una continuidad que en Valencia no he tenido. Cuesta años quitarse determinadas famas. He estado cuatro años en el Valencia con un buen contrato y no he jugado. Es lo que me pueden echar en cara. Pero he seguido trabajando, he intentado recuperarme. Aquí lo he demostrado». En trece choques, Del Horno ha dejado su huella. «Yo he aportado, pero también los que estaban a mi lado». Su carrera ha recibido el mismo impulso que él ha dado al Real Valladolid. Un excelente fichaje invernal.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
BUSCADOR AVANZADO
CALENDARIO DE PARTIDOS
IDA REAL VALLADOLID vs. VUELTA
18/08 Athletic 19/01
25/08 Villarreal 26/01
01/09 Getafe 02/02
15/09 Elche 09/02
22/09 Atlético de Madrid 16/02
25/09 Levante 23/02
29/09 Málaga 02/03
06/10 F. C. Barcelona 09/03
20/10 Sevilla 16/03
27/10 Rayo Vallecano 23/03
30/10 Real Sociedad 26/03
03/11 UD Almería 30/03
10/11 Valencia 06/04
24/11 Osasuna 13/04
01/12 Real Madrid 20/04
15/12 Celta 27/04
22/12 Espanyol 04/05
05/01 Betis 11/05
12/01 Granada 18/05
HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D
Vocento