Canal Pucela

Actualidad
REAL VALLADOLID
Un gol de Rueda y un extraordinario trabajo sin balón permiten a los de Juan Ignacio tomar aire, confianza y seguridad
25 de enero de 2014
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Jesús Rueda celebra el gol del Real Valladolid./ AFP
E. DE LA PISA- | .-

Un Valladolid de corte diferente al visto hasta ahora sumó tres puntos vitales para mantener encendida la llama de la esperanza en una afición que es capaz de sufrir, pero también de devolver multiplicado muchas veces cualquier gesto de cariño de los futbolistas. En Zorrilla este sábado los blanquivioletas se vaciaron, sacaron virtudes testosterónicas y la grada se deshizo con ellos. Todo el día en el que era obligatorio ganar y el día en el que Ebert no quiso jugar. El alemán se autodescartó y envió la señal de que su aventura en el Pisuerga ha llegado al embarcadero. Por contra, vio el esperanzador debut de Mitrovic, la recuperación de el Larsson peleón y corajudo, el mejor Rubio, un extraordinario Rossi y un Peña con más gasolina que un buque cisterna. Virtudes todas ellas expuestas en el gol de Rueda, que supuso el triunfo y fue la manera que tuvo Zorrilla de congraciarse con uno de los hombres que más pasión sienten por la camiseta que visten.

Hasta el gol del canterano, celebrado con rabia y estrujando el escudo de la elástica, el partido podía haber entrado tranquilamente en la categoría de 'vídeos que nunca has de ver'. Enlatados en el centro del campo, sin ritmo ni continuidad, con el constante recurso al balón largo, unos y otros no construían nada. El Valladolid porque jugaba sin bandas -Larsson y Rama era figuras que apenas tocaban el balón-, y el trabajo a destajo de Rubio y Rossi no daba frutos porque Bruno se encargaba con Pina de impedir que Óscar tocara cuero.

La buena noticia para el Valladolid es que la defensa parecía más asentada. Rueda, en su lado natural, ganaba en presencia y en seguridad. Uche le ganó un balón nada más empezar, pero fue el único. Mitrovic, inteligente en este primer tiempo, optó por no complicarse, fijar la marca y pasar el balón al compañero en cuanto lo tocaba. No perdió la posición en ningún momento, lo que es importante.

El tanto, un extraordinario cabezazo de Rueda a una falta bien sacada por Rossi, no era más justo ni más injusto que el empate, pero el fútbol es un juego y tiene esas cosas.

La gran diferencia, la novedad más novedosa respecto a lo que se lleva de campeonato es que el Valladolid salió mejor que el rival en la segunda parte. Rompió una constante y desde esa base construyó el triunfo. Fue el Valladolid que mordía, que agobiaba, que no dejaba hueco alguno, que no erraba en defensa y que se encontraba cómodo y seguro con lo que hacía.

A falta de pan era necesario crecer desde el esfuerzo coordinado. Y Óscar, el líder que debe ser, fue el priemro que se puso el mono de trabajo. Y con él todos. Y, mire usted por donde, de ese esfuerzo y esa concentrración y ese convencimiento de que lo que se hacía era el camino, el único camino, empezaron a verse buenos minutos. La grada de Zorrilla recuperó la alegría por momentos cuando el balón empezaba a circular y el juego de la temporada pasada se vislumbraba en retazos.

Es cierto que el Villarreal contribuyó a ello. Marcelino, visto que Bruno y Pina habían dejado de imponerse al omnipresente Rossi y al sólido Rubio, dio entrada a Trigueros y Pereira. Al ataqueeee debió pensar el asturiano, que lo mismo da perder 1-0 que 2-0. Pero no le salió bien. O casi. Trigueros logró poner un balón de oro a Uche, que se plantó solo ante Mariño. Pero el gallego, como casi siempre, fue majestuoso y con una salida impecable de técnica y absoluta de reflejos, le sacó el balón.

Ahí terminó el fuelle castellonense y empezó el Valladolid a crear peligro. Cimentados en una magnífica forma física, los de Jaun Ignacio se fueron haciendo fuertes y sufriendo menos de lo habitual para sumar tres puntos que quizá no le saquen de pobre, pero le hacen dormir una semana con la barriga algo más asentada.

Ficha técnica:

1 - Real Valladolid : Mariño; Rukavina, Rueda, Mitrovic, Peña; Álvaro Rubio, Rossi (Víctor Pérez, min. 75); Larsson (Manucho, min.82), Óscar, Rama (Omar, min.75); y Javi Guerra.

0 - Villarreal: Asenjo; J.Costa, Dorado, Musacchio, Mario; M.Gómez (J. Pereira, min.57), Bruno, Pina (Trigueros, min.57), Aquino; Giovanni (Perbet, min.62) y Uche.

Gol: 1-0, m.40: Rueda.

Árbitro: Del Cerro Grande (C. Madrileño). Mostró tarjeta amarilla a los locales Peña (min.54), Álvaro Rubio (min.66), Javi Guerra (min.71) y Rukavina (min.89).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada vigésimo primera de la Liga BBVA disputado en el estadio José Zorrilla ante 13.817 espectadores. El exfutbolista chileno Patricio "Pato" Yáñez, que jugó en el Real Valladolid entre 1982 y 1986, hizo el saque de honor.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
BUSCADOR AVANZADO
CALENDARIO DE PARTIDOS
IDA REAL VALLADOLID vs. VUELTA
18/08 Athletic 19/01
25/08 Villarreal 26/01
01/09 Getafe 02/02
15/09 Elche 09/02
22/09 Atlético de Madrid 16/02
25/09 Levante 23/02
29/09 Málaga 02/03
06/10 F. C. Barcelona 09/03
20/10 Sevilla 16/03
27/10 Rayo Vallecano 23/03
30/10 Real Sociedad 26/03
03/11 UD Almería 30/03
10/11 Valencia 06/04
24/11 Osasuna 13/04
01/12 Real Madrid 20/04
15/12 Celta 27/04
22/12 Espanyol 04/05
05/01 Betis 11/05
12/01 Granada 18/05
HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D
Vocento