El Norte de Castilla
Real Valladolid

desde la banda

El carné multideporte

Imaginad a un chico enamorado que le quiere dar una sorpresa a su novia y que con sus ahorros decide regalarle un crucero para pasar juntos las vacaciones de una forma distinta. Resulta que el novio no sabía que la chica se mareaba y esta se pasó todo el viaje mareada y vomitando. Además, la chica no tenía pasaporte y hubo de hacerlo de urgencia en la comisaría del puerto. ¿Fue una mala idea regalar ese crucero? ¿Debe el chico dejar de dar sorpresas a su novia?

Yo creo que todos habréis contestado ‘no’ a las dos preguntas. El problema es que una buena idea no resultó acertada por una evidente falta de información. El novio no contrastó varios aspectos importantes y, aun actuando de buena fe, el viaje no resultó como él esperaba.

Esto viene a cuento a raíz de la presentación el pasado miércoles del carné multideporte en el que participan los cinco clubes masculinos de élite de la ciudad.

Lo primero que hay que hacer es dar gracias. Primero al Ayuntamiento por impulsar y acoger una gran iniciativa. Segundo a los clubes participantes del proyecto por hacerse eco de algo que muchos aficionados reclamábamos desde hace tiempo. Por último, al Real Valladolid por su generosidad con los clubes hermanos.

La idea es buena. Pero al igual que el novio de nuestra historia, la han desarrollado más con el corazón que con la cabeza y ha quedado una chapuza. Primero, es incomprensible que este abono se comercialice una vez empezadas cuatro de las cinco ligas y con las campañas de abonados acabadas. Como de costumbre, se piensa más en el no abonado que en el abonado. También es extraño que cuando lo que sobra es sitio no se pueda elegir dónde ver el partido. Por ejemplo, si yo llevo abonado al fútbol con un grupo de amigos desde hace veinte años y quiero comprar el multicarné, tengo que irme solo a ver el fútbol al fondo sur. Por ultimo, aunque es loable el motivo por el que se limita el número de abonos a 150, esta iniciativa debería tener vocación expansiva.

Es la primera «edición» del abono multideporte. Espero que la intención sea de permanencia en el tiempo y de mejorarla. Por lo expuesto, me extrañaría mucho que esta edición tenga éxito, así que pido que en vez de rendirse a la primera, se molesten en preguntar por qué va a fracasar y lo mejoren.