El Norte de Castilla
Real Valladolid

real valladolid

Renovaciones cada vez más cómodas en el Real Valladolid

Un abonado, en la oficina del Real Valladolid en la Plaza Mayor.
Un abonado, en la oficina del Real Valladolid en la Plaza Mayor. / A. Mingueza
  • El proceso para activar el carné a través de la página web es ágil, sencillo y muy rápido, aunque muchos abonados aún optan por los cauces tradicionales

Hace ocho años, en el verano de 2008, el Real Valladolid anunció:«Nunca en la historia del club había sido tan sencillo renovar el carné del Pucela. El abonado solo tendrá que estar pendiente del buzón de su domicilio, puesto que en los próximos días recibirá una carta con el carné de abonado 2008-2009». Aquel fue un gran paso para los seguidores del Real Valladolid que ‘solo’ tenían que acudir a una sucursal de Caja Duero (la entidad con la que trabajaba entonces el club), entregar un formulario con sus datos actualizados y pagar el importe correspondiente para disfrutar en Zorrilla de los partidos del Pucela.

En el verano de 2016, el Real Valladolid ha facilitado aún más el trámite. Ya no es necesario salir de casa, ni siquiera estar físicamente en la ciudad:cualquier abonado puede renovar el carné a través de la web oficial ya se encuentre en su domicilio de Las Delicias o conectado a Internet por las calles de San Petersburgo (Rusia). Solo necesita dos cosas: tener dinero en su cuenta corriente y disponer del número PIN que figura en la parte inferior de su abono.

«Los tiempos avanzan, cada vez se hacen más compras por Internet y entendemos que esta es una forma muy cómoda de renovar el carné. Está funcionado muy bien. No presenta ningún problema», explica el director general del Real Valladolid, Jorge Santiago. «Hace ocho años dimos un paso importante con el envío del carné a casa, lo que evitaba venir al club como sucedía anteriormente, y la opción de renovar en las sucursales bancarias. Este es un avance más dentro de las facilidades que queremos ofrecer a nuestros abonados», añade el directivo blanquivioleta.

El proceso resulta muy sencillo. En la propia portada de la web oficial (www.realvalladolid.es) aparece un imagen con el texto ‘Renovar el carné’ que conduce al área de abonados. Basta teclear el DNI y el número PIN que figura en cada abono para acceder a una zona restringida con los datos personalizados y la posibilidad de modificarlos si han variado (nuevo domicilio, por ejemplo). Una nueva ventana conduce a la pasarela del Banco Sabadell, para introducir los datos de la tarjeta, confirmar el pago y guardar o imprimir (si así se desea) el recibo generado por el sistema. Bastan un par de minutos para completar todo el proceso. La interfaz diseñada por la siempre eficiente empresa Digival no ofrece complicaciones.

El reto ahora pasa por convencer a los más reacios a utilizar las nuevas tecnologías. Los seguidores siguen disponiendo de la posibilidad de activar sus abonos en las oficinas del Banco Sabadell o en la Oficina de Atención al Abonado, en la Plaza Mayor, 13, y muchos optan por estos cauces tradicionales. «La opción de renovar a través de la página web se consolidará los próximos años», presagia Jorge Santiago. «De momento, empezará a usarlo el que ya está acostumbrado a comprar por Internet.Luego, el propio boca a boca en la ciudad, al comprobar que funciona bien, llevará a que lo utilice cada vez más gente. Porque es realmente cómodo».