Nueve de cada diez euros que ingresa el Real Valladolid proceden de la televisión

Una cámara apunta al césped desde lo más alto del estadio Zorrilla. /G. Villamil
Una cámara apunta al césped desde lo más alto del estadio Zorrilla. / G. Villamil

El 86% del presupuesto blanquivioleta llega del contrato por emisión de los partidos, según datos de LaLiga. La dependencia de los derechos de imagen obliga a los clubes a ir en contra de los intereses de sus aficionados y aceptar jugar los lunes y viernes

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Hay 2.000 millones de euros en juego, y «la salud del fútbol español se pone en riesgo» si se nos impide jugar los viernes y los lunes. Los clubes se muestran tajantes en la guerra abierta entre LaLiga y la Federación Española (RFEF), Tebas y Rubiales mediante, cuyo último capítulo deja en el aire la principal fuente de ingresos de la gran mayoría.

«Poner en entredicho los acuerdos suscritos con los operadores, con la posibilidad de que dejen de pagar parte de los contratos firmados pone también en entredicho que los clubes cumplamos nuestros compromisos con todos y cada uno de los jugadores y técnicos», se apresuró a decir Miguel Ángel Gil Marín (Atlético de Madrid), en una postura compartida en la votación por el Real Valladolid, presente en esa última asamblea a través de la figura de David Espinar.

Unos y otros manifiestan abiertamente que son partidarios de enterrar el fútbol de los lunes, respaldando así la postura de sus socios y simpatizantes, pero al mismo tiempo son esclavos de unos contratos que alimentan sus arcas en al menos un 60 por ciento. Cuando no más, como en el caso del Real Valladolid, sostenido en la última temporada en un 86% del presupuesto según los datos suministrados por la patronal.

Las ataduras datan del contrato firmado en el curso 2016-17, cuando entre las condiciones impuestas los operadores televisivos decidieron aumentar las cantidades a repartir a cambio de que los clubes aceptaran jugar fuera del fin de semana. El anzuelo, entonces, era lo suficiente apetecible como para negarse a firmar.

Sin esos ingresos, y la incapacidad de la gran mayoría para generar beneficios alternativos, se antoja harto difícil cuadrar los presupuestos. Alos clubes –en esa última asamblea solo faltó el Real Madrid– no les ha quedado otra salida que alinearse con LaLiga y su defensa de fútbol lunes y viernes frente a la firme oposición mostrada por la Federación Española, contraria a jugar fuera de los sábados y domingos. Los operadores televisivos ya han mostrado esta pasada semana su malestar, dispuestos según aseguran a emprender medidas legales.

En ese pulso hay 2.000 millones sobre la mesa. Y, por el momento, la sentencia de la jueza única de Competición ha tumbado los horarios de las tres primeras jornadas de liga, entre ellos el del estreno del Real Valladolid en campo del Betis el lunes 19 de agosto (22:00 horas). Está previsto que el Juzgado de lo Mercantil decida el próximo 7 de agosto quien de las dos partes tiene razón, o lo que es lo mismo si se acaba jugando o no los lunes y los viernes, en lo que probablemente vendría a ser una solución cautelar.

Ingresos que son el principal sustento para la gran mayoría de los clubes de Primera, tanto para los que sobreviven con la permanencia como único objetivo como para los que pelean por asomar la cabeza en las competiciones europeas. En este último caso, y pese a ser cantidades suculentas, siguen estando muy lejos de las que, por ejemplo, reparte la Premier League entre sus clubes.

Si tomamos como referencia la última temporada 2018-19, el colista Huddersfield fue el menos beneficiado en el reparto con nada menos que 96,6 millones de libras (109 millones traducido a euros). Si nos vamos a la parte alta, el subcampeón Liverpool lideró el ránking de ingresos por derechos televisivos con más de más de 152 millones de libras (172,6 millones de euros ), casi dos más que el campeón, el City de Pep Guardiola.

El colista de la Premier League percibió más por derechos de imagen que 17 de los equipos de Primera en España

El reparto no resiste comparación si apuntamos que el colista de la liga española en la campaña 2017-18 (última que se conocen datos ), el Málaga, percibió 53,5 millones de euros –frente a los 109 del Huddersfield, que ingresa más que 17 equipos de Primera División–, y el subcampeón Atlético de Madrid cobró 110,6 millones de euros por su imagen en televisión.

El Juzgado de lo Mercantil de Madrid decide el miércoles 7 quién fija los horarios

¿Viajamos a Sevilla el domingo o el lunes? A dos semanas de iniciar la temporada 2019-20 los clubes de la denominada mejor liga del mundo no conocen los horarios definitivos a los que agarrarse para organizar sus respectivas agendas, en el caso del Real Valladolid para programar su desplazamiento hasta la capital del Guadalquivir. En un principio fue LaLiga quien estableció que el debut en competición del club blanquivioleta en el estadio Villamarín tuviera lugar el lunes 19 de agosto a partir de las 22:00 horas, y en última instancia ha sido la jueza única de Competición quien tumbó los partidos programados tanto el viernes como el lunes, obligando a replantear las tres primeras jornadas. De este modo, el Betis-Valladolid se ha reubicado en la tarde-noche del domingo (20:45 horas), en un horario que podría volver a cambiar en función de la vista que tiene lugar el próximo miércoles.

Será entonces cuando se decida quién tiene competencia, LaLiga o la federación, para fijar las fechas y los horarios de los partidos de Primera y Segunda División. Decisión que tomará un juez del Juzgado de lo Mercantil de Madrid el día 7, en una vista en las que se adoptarán las medidas cautelares con la presencia de Javier Tebas y Luis Rubiales, presidentes de la LaLiga y de la RFEF.

En el caso del Real Valladolid, los ingresos recibidos por derechos de imagen son el pan nuestro de cada día. O, más gráficamente, el 86 por ciento de su presupuesto, lo que le sitúa en el mismo vagón de equipos como el Eibar, para el que significa el 95%, el Leganés (90%), el Levante (89%) o el Getafe (87%).

Horarios de la RFEF

Esto explica que, pese a chocar contra los intereses de sus aficionados, todos los clubes se posicionen a favor de jugar los viernes y los lunes. Desde la Federación Española de Fútbol, mientras tanto, ya se ha anunciado la restricción de horarios en los que se podrá jugar la próxima temporada en Primera y Segunda División: el sábado entre las 11:00 y las 21:01 horas, y el domingo entre las 11:00 y las 13:01 y de 17:00 a 21:01 horas –desaparecen también, por lo tanto, los partidos a las 14:00 y a las 16:15 horas–.

El próximo miércoles día 7 será la justicia ordinaria la que emita un fallo. Si se permite jugar los lunes y los viernes ganarán Tebas y los clubes. Si no se permite, el triunfo será de Rubiales y los aficionados.