Fútbol | Primera División

Nuevo contratiempo para Luismi: abandonó el entrenamiento del Real Valladolid por molestias físicas

Luismi, a la derecha en la imagen, durante un entrenamiento del equipo./Alberto Mingueza
Luismi, a la derecha en la imagen, durante un entrenamiento del equipo. / Alberto Mingueza

El jugador gaditano se ha perdido por lesión los últimos 12 encuentros oficiales por un doble esguince de tobillo

EL NORTEValladolid

La recuperación de Luismi Sánchez del doble esguince de tobillo que sufrió hace casi cinco meses (en la jornada 37 de la pasada Liga 123 disputada el 28 de abril) parece no tener fin.

El futbolista gaditano, que se entrenaba con normalidad desde la semana pasada con el grueso de la plantilla e incluso llegó a jugar media hora el jueves en el amistoso frente al Athletic de Bilbao, tuvo que retirarse esta mañana a mitad de la sesión, esta vez por molestias en el muslo derecho.

Aún se desconoce si ha sufrido una nueva lesión, ya que desde el club se asegura que interrumpió su participación «por precaución», cuando completaba un ejercicio en el que los futbolistas tenían que realizar varios cambios de dirección en carrera mientras portaban un chaleco con peso.

El que regresó al campo de entrenamiento fue Borja, aquejado de un esguince tras el choque frente a los leones en Lezama. El mediocentro orensano se ejercitó al margen de sus compañeros durante la segunda mitad de la mañana y se le pudo ver realizando ejercicios con balón. Por su parte, Joaquín y Verde continuaron trabajando en el gimnasio para recuperarse de sus respectivas molestias físicas. El primero de ellos aún no ha podido entrenarse con el resto de la plantilla mientras que se esperaba que el segundo se reincorporase hoy al trabajo con normalidad, extremo que finalmente no se dio.

«El gol depende de todos»

Tras el segundo entrenamiento de la semana, Nacho Martínez fue el encargado de antender a los medios de comunicación. El lateral izquierdo, titular por delante de Moi en una posición que se iba a reforzar en el mercado de fichajes pero a la que finalmente no se incorporó a ningún futbolista, se mostró «contento» por como ha arrancado la liga. «El año pasado al final de temporada me gané el puesto y he empezado jugando. Relajación ninguna porque es Primera División y todos los partidos nos van a exigir el máximo», aseguró antes de reconocer que tendrá que dar lo mejor de sí mismo porque Moi le pondrá «las cosas difíciles».

El madrileño espera «un partido complicado» frente al Alavés el próximo domingo. «Son un gran equipo que lleva un par de temporadas haciéndolo bien en Primera y este año ha arrancado muy bien; no van a venir a regalarnos nada», resumió.

A su juicio, «no hay que ponerse nerviosos por no haber podido marcar» porque «los delanteros han venido a última hora y tienen que acoplarse un poco». «El gol al final depende de todos y vamos a intentar aportar para ganar cuanto antes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos