Así es el nuevo organigrama del Real Valladolid

De izquierda a derecha, David Espinar, Carlos Suárez, Matthieu Fenaert y Miguel Ángel Gómez. /Virginia Carrasco
De izquierda a derecha, David Espinar, Carlos Suárez, Matthieu Fenaert y Miguel Ángel Gómez. / Virginia Carrasco

La estructura se divide en cuatro grandes áreas interconectadas con el reto de aumentar vías de financiación y acercarse aún más al aficionado y sus necesidades

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Estaba coja en los últimos tiempos -la estancia en Segunda obligaba-, y el ambicioso proyecto que persigue Ronaldo Nazário requiere de una estructura mucho más amplia encaminada principalmente a encontrar nuevas vías de financiación. Por eso los refuerzos en el área de negocio, la parte comercial y el marketing son las principales novedades en la forma de trabajar del Real Valladolid 2018/19. A ello se le une, y no por ello menos importante, el interés del presidente por acercarse más a las inquietudes del aficionado, que desde hace ya algún tiempo tienen a la figura de David Espinar (gabinete de presidencia) para remitir sus quejas y lamentos, y lanzar sus propuestas de mejora.

El nuevo organigrama, tal y como señala el propio Ronaldo, tiene como objetivo «garantizar otros 90 años del club». Sentar unas bases sólidas que ni siquiera un descenso pueda quebrantarlas.

La estructura consta de cuatro grandes áreas, una deportiva liderada por Miguel Ángel Gómez, otra de desarrollo de negocio con Matthieu Fenaert a la cabeza, una tercera corporativa que seguirá teniendo a Jorge Santiago como referente, y una última denominada Gabinete de Presidencia con David Espinar al frente. La novedad, aunque lleva ya tres meses trabajando en el club, es la presencia de Fenaert. Un fichaje que procede de grandes empresas y atesora experiencia en el sector deportivo, y que tiene como misión la captación de patrocinios y socios que participen en la financiación de los distintos proyectos. 'Mat' (como se le conoce) trabajó en el último Mundial de Rusia y hasta hace unos meses vivía en Japón trabajando en el Mundial de rugby con perspectiva de continuar hasta los Juegos Olímpicos de 2020.

La exposición de Fenaert, responsable del área de negocio, dio comienzo el pasado miércoles en Madrid con una frase de Miguel de Cervantes: 'No se coge una trucha con los pantalones secos', sentencia que vino a enlazar con su labor en el club. «No hay nada fácil en la vida, y mi vida es trabajo y es lo que se me ha pedido. Nada se consigue sin dedicación y esfuerzo». De origen francés, el nuevo responsable de desarrollo del Real Valladolid lleva 20 años en la industria del deporte, fue director general de la agencia deportiva Octagon, y ha trabajado en Juegos Olímpicos, así como en el último Mundial de Rusia. Fue durante su estancia en Japón cuando la propuesta de Ronaldo le resultó lo suficientemente tentadora como para trasladarse con su familia hasta Madrid, desde donde trabaja para el Real Valladolid. «Fue una decisión muy sencilla porque el proyecto es increíble y porque está liderado por personas con gran visión de futuro. Sobre todo me decidí después de hablar con Ronaldo y ver la ilusión que tiene en este proyecto», asegura.

Área de negocio y desarrollo

La labor de Fenaert, según explica, consiste en las relaciones con los medios de comunicación, lanzar contenidos relevantes para los aficionados a través de todas las plataformas y el marketing, «que tiene como fin desarrollar la comunicación visual del club y cuidar a los patrocinadores», comenta. «Observamos que muchos clubes cierran contratos y se ciñen a dar visibilidad. Hoy el mercado pide más, hay que cuidar a ese patrocinador para que sepa que va a recuperar la inversión que está haciendo. La parte comercial es la venta de publicidad y desarrollar la nueva estrategia del club, así como parte de ticketing y hospitalidad», insistiendo en que la línea de trabajo que debe seguir el club pasa por trabajar en conseguir más vías de financiación para no depender solo de los derechos televisivos. «Hoy se depende mucho de los derechos de televisión y hay que procurar contar con más fuentes de ingresos para no depender solo de la televisión. nuestra obligación es reducir esa dependencia», explica, anunciando alguna de las iniciativas en estudio que baraja el club, caso de un tour por el estadio acompañado de una visita al museo. También se trabaja en la entidad blanquivioleta en una nueva página web que se lanzará en varios idiomas, se mantienen conversaciones con canales de pay per view para llevar a cabo documentales, etc. «Tenemos que conocer mejor a nuestros aficionados y de momento reunimos datos semanales sobre audiencias de televisión, asistencia al estadio, consumo de ropa deportiva,... para acercarnos más a sus necesidades», afirma Fenaert.

En este caso el director del área de negocios ha concluido su exposición apuntando que el club «quiere tener presencia en congresos para acceder a empresas interesadas en patrocinios deportivos, gente interesada en entrar en la mejor liga del mundo y en la línea de negocio que vamos a divulgar y desarrollar».

Área deportiva

Poco más de año y medio lleva Miguel Ángel Gómez al frente de la dirección deportiva, y en ese tiempo ha ido configurando un equipo de trabajo y aumentando unos recursos que a día de hoy se parecen mucho más a los de un equipo de Primera. «Cuando llegamos había una situación que ya conocía y sobre la que fuimos programando porque crecemos aprendiendo de los errores, que es una manera de minimizarlos. Cuando vinimos no teníamos acceso a otras ligas como es el caso de otros clubes, luego incorporamos varias personas y empezamos a acceder, primero a Portugal y Francia, luego no pagando traspasos e intentando captar jóvenes talentos que no supusieran coste alguno al club y a partir de ahí pasamos a la planificación», asegura sobre una idea inicial expuesta a Ronaldo el pasado verano que ha ido cobrando fuerza con el paso del tiempo. «La mejor forma de hacer cantera es demostrarlo y dar oportunidades a los que están abajo. En la temporada 19/20 habrá más gasto y por ejemplo para ver si hay un lituano bueno no hay que irse a las redes, hay que verlo en acción», apunta, citando un ejemplo como el del mediocentro que no ha llegado en el mercado invernal, «si tenemos a un jugador nuestro como Anuar, por qué no darle la oportunidad».

La intención del director deportivo es «cerrar una estructura fuerte que no dependa de las personas y sí de la filosofía», y desde luego que quede como legado en el club para los próximos en llegar.

Gómez ha ido rodeándose de especialistas en distintos departamentos y creando un grupo de trabajo con personas bastante reconocibles por su dilatada experiencia. Andrés Fernández, supervisando los sub-23 y filiales, Alberto Marcos con la cantera, Javi Torres Gómez al frente del departamento de Ciencias del deporte, el doctor Lomo con el Ciencias de la Salud, el Big Data y su creciente importancia dentro de la estructura,... «Creo mucho en el Big Data. No es tan importante seguir ligas como la ecuatoriana o la venezolana porque las propias selecciones sub-17 en adelante ya se encargan a de seleccionar esos valores. Queremos incidir en los filiales y clubes que tienen terceros equipos (Sevilla, Madrid o Barcelona) e intentar llegar a todos los sitios, y a los que no se pueda hacerlo 'on line'», explica. En este punto, Miguel Ángel Gómez cita el ejemplo del lateral brasileño Lucas Esteves (Palmeiras) por el que se negoció para que viniera a Valladolid en esta última ventana de invierno. «Ronaldo me dijo 12 millones, y lógicamente no podemos llegar. Así que la intención es intentar llegar antes -Esteves tiene 18 años- para que el jugador no se encarezca», comenta.

También destaca Gómez los beneficios de un programa como el 'Wellness' con el que trabaja el club para prevenir lesiones.

Gabinete de presidencia

Es la mano derecha de Ronaldo, responsable de su reputación y desde hace unos meses también de la del club como director del gabinete de Ppesidencia. «Principalmente queremos que todos los aficionados del club sepan a donde dirigirse, que sepan que son escuchados y que sus peticiones sean atendidas en la medida de lo posible», afirma sobre una forma de hacer que responde a la filosofía del propio presidente y su preocupación casi obsesiva por la reputación. «Mi parcela se divide en tres bloques, relaciones instritucionales, proyectos sociales, y transparencia y código ético. Crear marca también es que cuando alguien se dirija a nuestra entidad sepa cómo va a ser atendido». En este sentido desde el club se va a crear un buzón específico para recoger quejas y peticiones. «Es nuestra misión también difundir los valores del club, ser embajadores del buen nombre de la entidad,... Y vamos también a iniciar una política de comunicación interna, fórmulas para acercarnos más a nuestros trabajadores», concluye Espinar.

La cuarta área de la estructura es la corporativa, «fundamental para que funcionen las otras tres», según reconoce el consejero delegado Carlos Suárez, y tiene a Jorge Santiago como máximo responsable. Es la única que no ha sufrido cambios notables ni sustanciales, por lo que sigue teniendo las mismas competencias que hasta ahora.

 

Fotos

Vídeos