Ascenso a Primera

Numancia y Real Valladolid se juegan la ida del 'play-off' escondiendo sus cartas hasta última hora

Anuar, que será titular, corre entre Dani Calvo y Markel Etxeberría en el partido de la primera vuelta de la liga regular, disputado en el Nuevo José Zorrilla. /G. Villamil
Anuar, que será titular, corre entre Dani Calvo y Markel Etxeberría en el partido de la primera vuelta de la liga regular, disputado en el Nuevo José Zorrilla. / G. Villamil

Tanto Arrasate como Sergio introducirán cambios ante las lesiones de Unai Medina, Luis Valcarce y Míchel, aunque ayer dejaron caer que sus modificaciones podrían ir aún más lejos

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

El Real Valladolid y el Numancia se juegan esta tarde (20:30 horas) la mitad de sus opciones de ascender a Primera División. Lo hacen en Los Pajaritos de Soria y lo hacen con las ausencias obligadas de Unai Medina y Luis Valcarce en los numantinos y de Míchel en el Pucela.

Los tres están lesionados y no podrán jugar, pero las transformaciones en ambos conjuntos podrían ser aún más profundas, porque los dos equipos llegan extenuados a la final del 'play-off' y el sábado el desenlace en el Nuevo José Zorrilla exigirá una frescura difícil de encontrar a estas alturas de temporada.

Ni son viejos, ni provienen del desierto, pero sí son dos zorros; al menos en esto del fútbol. Uno, Jagoba Arrasate, acumula 147 partidos como entrenador, 126 de ellos con el Numancia. Y el otro, Sergio González, cumple hoy su partido número 79 en el banquillo, después de haber jugado más de quinientos como profesional, 418 de ellos en Primera División.

Con su experiencia acumulada saben mejor que nadie que la información es poder y por ello se la niegan a su rival. El entrenador numantino aseguró ayer en rueda de prensa que en su alineación de esta tarde «habrá algunos cambios porque tenemos jugadores que pueden entrar sin que se note la diferencia, para contrarrestar el cansancio», sin bajar al detalle y dando paso a todo tipo de especulaciones sobre los hombres con los que contará para el primer asalto en busca del ascenso a Primera División.

Además de las modificaciones obligadas, en punta, Higinio o el expucelano Manu del Moral podrían sustituir a Guillermo, mientras que Nacho o Pablo Valcarce podrían ser las variantes en el extremo derecho.

Desde el lado visitante, mismo panorama e idéntica forma de esconder las cartas. Míchel Herrero se perderá finalmente el choque tras el traumatismo y esguince en el tobillo izquierdo que sufrió tras una dura entrada de Nano Mesa en El Molinón y Anuar volverá a ser su sustituto. Mientras, Sergio baraja modificar algún puesto más. De nuevo, envites por doquier, en esta ocasión desde el bando vallisoletano. «Un bloque importante va a jugar, pero vamos a ver dos o tres cosas que el equipo necesite por gestión de esfuerzos y porque hay gente en el banquillo con ganas de participar. Valoraremos y al final veremos qué decidimos», aseguró ayer el técnico catalán. Se quejó, además, del calendario de partidos y de cómo se han distribuido estos de cara a la final del 'play-off', a la que el Numancia llega con 26 horas más de reposo. «Es una realidad que, con las fuerzas al límite, un día más de descanso es muy importante y a nosotros nos ha tocado el lado negativo», arrancó el técnico.

«No tiene que servir de excusa, pero sí que habría que reflexionar, porque en la eliminatoria más decisiva lo lógico sería que los dos equipos llegáramos con el mismo descanso».

Míchel se duele en el suelo tras la entrada de Nano Mesa que le provocó un traumatismo y un esguince de tobillo el pasado domingo en Gijón.
Míchel se duele en el suelo tras la entrada de Nano Mesa que le provocó un traumatismo y un esguince de tobillo el pasado domingo en Gijón. / Ramón Gómez

Esta circunstancia podría desnivelar la balanza, a su juicio. «La eliminatoria está al 50%, aunque lo físico podría colocarla en un 54%-46%, por el tema de la frescura. La cabeza tiene que igualarlo. Es un hándicap fuerte que llevamos, pero no puede hacer interferencias de cara a la preparación del partido».

La otra batalla dialéctica previa y en diferido (porque se produjo en las rueda de prensa que cada técnico ofreció en su ciudad) fue la de las intenciones de cada uno de cara al encuentro de ida. Mientras que Arrasate aseguró que prefiere «ganar a no encajar», Sergio dibujó como «muy importante, pero tal vez no fundamental» el marcar un gol fuera de casa. «Igual no lo consigues, pero quedas 0-0 y luego juegas en tu casa... En el fútbol todo es relativo; todo es importante, pero nada decisivo», afirmó.

Más allá de detalles, lo que sí dejó claro el entrenador del equipo pucelano fue que «el bloque va a ser muy importante. Si tenemos que ir a arriba iremos todos juntos y si tenemos que defender, también. Saldremos a jugar de la misma forma que hemos afrontado los partidos fuera de casa. Otro mensaje sería negativo».

Redundó más aún en su idea, afirmando que «todo lo que sea reservar y pensar en el siguiente partido es un error; el más importante es el de mañana [por hoy] y a partir de ahí, ya pensaremos en el de vuelta.

Para Sergio y su cuerpo técnico, esta semana lo más importante es «recuperar la frescura de los jugadores». «Sabemos que va a ser un partido complicado porque no tienen individualidades pero si un bloque muy fuerte. Estamos a un paso de la mejor categoría del mundo pero hay que intentar tratarlo con la mayor normalidad del mundo».

 

Fotos

Vídeos