Real Valladolid

«Óscar Plano, de inicio, no va a jugar», anuncia Sergio

Óscar Plano, durante el entrenamiento de esta mañana en los Anexos. RODRIGO/ JIMÉNEZ
Óscar Plano, durante el entrenamiento de esta mañana en los Anexos. RODRIGO / JIMÉNEZ

El entrenador sugiere que Kiko Olivas volverá al centro de la defensa ante el Espanyol y afirma que mantendrá el esquema «que nos ha dado de comer»

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

«Oscar Plano, de inicio, no va a jugar ante el Espanyol. Está en buenas condiciones. Es un jugador muy importante para nosotros y todos sabéis de su valía y del alto concepto que tenemos de él, pero nos puede aportar mucho saliendo del banquillo mañana, seguro. Vamos a manejarlo bien porque tiene que pasar esa fase de chocar y quitarse el miedo [acaba de superar una luxación en el hombro]. Verde, en Sevilla, estaba un poco renqueante de ahí que no fuera alternativa real para ese partido. Esta semana ya está 'limpio' [ha entrenado con normalidad] y está para lo que decidamos hacer».

Sergio González decidió, al finalizar la rueda de prensa, acabar con las conjeturas sobre la participación de Óscar Plano, ausente por lesión las tres últimas jornadas, y anunció que no estará en el once inicial, pero sugirió que contará con el a lo largo del partido.

Sobre Kiko Olivas, que tuvo que abandonar el césped del Benito Villamarín el pasado domingo nada más iniciarse la segunda parte debido a una torcedura en el tobillo, afirmó que puede contar con él. «Está muy bien. La evolución ha sido muy positiva; él, incluso, se ha sorprendido y, a priori, no debería haber ningún problema para que fuera de la partida. Aún así estamos expectantes y mañana por la mañana haremos una sesión suave y veremos si está al cien por cien, pero todo indica que debe estarlo.

Sobre Joaquín, que entrena normalmente con sus compañeros y ha entrado en la convocatoria, afirmó que entra «para cubrir las espaldas a Kiko», lo que prácticamente anularía la posibilidad de que Borja tenga que jugar en el centro de la defensa.

Descartó Sergio que el conocimiento mutuo entre los dos entrenadores -Sergio y Rubi- ambos barceloneses, compañeros en el Espanyol y que recientemente compartieron el premio al mejor entrenador catalán le mueva a sorprender con cambios mañana en Zorrilla.

«Creo que no. A nivel de estructura, de esquema, de forma de jugar, creo que los dos vamos a ser fieles a lo que nos ha dado de comer, a lo que nos ha hecho estar fuertes, a lo que el equipo conoce, controla y ejecuta con confianza y contundencia. Cada uno vamos a fortalecer nuestros puntos fuerte».

Añadió un dato que refleja cómo juega el rival de mañana: Ellos están haciendo de media 113 kilómetros por partido, juegan al fútbol pero también quiere correr. Nosotros estamos en 110. Vamos a intentar superar esta media.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos