Athletic 1 - Real Valladolid 1

Óscar Plano hace justicia en el descuento a un partido insípido sin juego ni ocasiones

Óscar Plano cae ante Capa. /Ignacio Pérez
Óscar Plano cae ante Capa. / Ignacio Pérez

Un gol del madrileño en el minuto 92 rescata un punto para el Valladolid y castiga a un Athletic rácano que defendió durante toda la segunda parte el tanto de penalti de Aduriz. Esta vez el VAR sí dio la razón a los de Sergio

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Empezó condicionado el partido por la baja de Toni, convaleciente por un proceso febril,... y por un planteamiento que limitó en exceso la salida de balón del Real Valladolid. Alcaraz, otrora formandotándem con Míchel en el centro del campo, abandonó a su compañero de fatigas en la línea de creación para jugar por delante de la defensa casi como tercer central. Se había mostrado preocupado Sergio en la previa por los balones aéreos y las segundas jugadas del Athletic, y su erspuesta fue colocar a Alcaraz más cerca de Masip que de Ünal. Eso lo pagó de salida el Valladolid, que sujetó bien atrás a los de Gaizka Garitano pero que quedó cojo en la línea de creación.

Sin referencias para sacar el balón jugado, pilares como Leo Suárez, Keko y el propio Ünal se fueron apagando con el paso de los minutos sin encontrar espacios ni razón de ser en sus movimientos. El Valladolid se pertrechaba bien atrás pero no representaba amenaza para un Athletic cómodo atrás. Otro cantar era pisar área para los vizcaínos. Apostó fuerte Garitano dando entrada a Iñaki Williams, Muniain y Aduriz, pero su envite quedó pendiente de jugadores que sacaran centros limpios al área.

Más información

También apostó Sergio dando entrada a Moyano y relegando al banquillo a Antoñito, uno de los destacados en las últimas jornadas. El movimiento de Leo Suárez arriba junto a Ünal resultó casi obligado por la baja de Toni.

Sin embargo la posición de Alcaraz pegadito a los centrales sí limitó la creatividad con Leo y Ünal completamente desasistidos. En un partido prácticamente sin ocasiones de peligro, salvo una de Aduriz dentro del área que Capa terminó disparando a las manos de Masip, tenía que ser una acción aislada la que cambiara el signo. Y para desgracia del Valladolid, ése balón fortuito llegó en el último minuto de la primera parte. Fiel a ese estilo tradicional que tanto reclamaba Garitano durante la semana, es Capa quien gana la línea de fondo, pone el balón al corazón del área y Munian golpea tras control. La pelota encuentra el brazo de Keko despegado. Penalti. Claro. Y amarilla para el extremo.

Mención aparte merece la resolución de Aduriz, que el anterior penalti ante el Girona lo zanjó al 'estilo Panenka' y en esta ocasión la ajustó al palo sin tomar carrerilla.

En la reanudación, el Valladolid dio un paso adelante aunque de forma muy tímida y ante un Athletic que no tuvo ningún rubor en replegarse y defender el tanto de Aduriz.

Sin ocasiones claras de gol, el partido fue casi reptando entre las dos áreas con los centrales como únicos protagonistas, acaparando toda la atención. Sin nada ni nadie que sacudiera el árbol, Sergio decidió mover ficha en busca de respuestas. Primero dio entrada a Verde por Leo Suárez para que el italiano olfateara algún espacio para soltar la zurda; y poco después se lo jugó todo sacando a Borja y Antoñito por Moyano y Keko para jugar un poco más cerca del área bilbaína. Se trataba de que Borja ayudara a Ünal a bajar algún balón para crear peligro, y de que tanto Antoñito como Verde percutieran en banda derecha para sacar algún tipo de rédito. Salieron balones al área, más de uno, pero en ese tipo de juego el Athletic se mueve como pez en el agua y no puso reparo ninguno.

Y el VAR dijo...

Entonces llegó el descuento. Tres minutos por los cambios y la 'lesión' de Raúl García. Le sobró uno al Valladolid, ya que en el último suspiro un balón sin dueño hizo justicia al juego rácano y cicatero del Athletic. Tras varios rechaces, el balón le cae al borde del área pequeña a Óscar Plano para que el madrileño marque y rescate un punto. Faltaba por participar el VAR... y en esta ocasión sí le dio la razón al Valladolid. La posición de Dani García en línea de fondo habilitaba la jugada pese a estar fuera del campo. El gol, por lo tanto, válido, y el empate más aún.