Pablo Hervías: «Otra cosa es que salgan las cosas pero comerme la hierba, eso seguro»

El riojano Pablo Hervías muestra su nueva camiseta del Real Valladolid. / Alberto Mingueza

El extremo riojano, que será propiedad del Real Valladolid por tres temporadas si se certifica la permanencia, reconoce haber soñado cada día con su regreso a Zorrilla. «He visto cincuenta veces los vídeos del ascenso», reconoce

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

«Me comía la tele». Una semana llevaba en casa esperando el desenlace de las negociaciones con el Eibar después de despedirse tanto del vestuario como de los empleados en las oficinas del club armero, y ese momento tantas veces soñado se ha cumplido.

Pablo Hervías (Logroño, 1993) ha reconocido en su presentación como jugador del Real Valladolid hasta el 30 de junio que llevaba «mucho tiempo soñando con este día», que siente que ha perdido cuatro meses en Eibar y que espera responder en el campo a la confianza y oportunidad que se le ha brindado en Valladolid. «Casi a diario he pensado en la posibilidad de volver, es posible que haya visto hasta cincuenta veces los vídeos del ascenso. Así que estoy tremendamente feliz por estar aquí», ha apuntado en su puesta de largo y minutos antes de realizar su primer entrenamiento a las órdenes de Sergio González. Será el técnico, según ha confirmado el propio jugador, quien decida si entra en la convocatoria de este domingo ante el Celta.

«Sé que hay mucha competencia en banda derecha, pero he jugado mucho tiempo también en banda izquierda y no me importa con tal de ayudar al equipo a que se cumplan los objetivos», ha reconocido, consciente también de la competencia que se va a encontrar a la hora de lanzar las faltas. «Ya me lo han dicho bastantes veces y al final, viendo el partido de Valencia, si Alcaraz sigue metiendo faltas que las tire él. Ya nos pondremos de acuerdo».

Apasionado con todo lo que rodea a su profesión -lo visiona absolutamente todo y no pierde detalle de todo lo que rodea al mundo del fútbol-, Hervías ha confesado que no se ha perdido ni uno solo de los partidos del Valladolid este año y, por lo tanto, se siente identificado con la apuesta y el fútbol que practica. «Me gusta lo que he visto, compite en todos los campos contra cualquier rival, en todos los partidos ha tenido oportunidad de puntuar. En mi caso no me importa que se haya levantado mucha expectación, al revés, me gusta. Trataré de currar como el que más y comerme la hierba. Otra cosa es que salgan las cosas pero comerme la hierba, eso seguro», ha espetado ante los medios de comunicación. «Me ha encantado ver el campo lleno casi todos los partidos».

El regreso de Hervías responde a un acuerdo de cesión con opción de compra si el club certifica su permanencia en Primera. En ese caso, el riojano sería jugador blanquivioleta en propiedad por tres temporadas más. Su paso por el Eibar no ha sido el esperado, a priori sin explicación ninguna por parte del propio jugador, que no ha dudado en calificar a Mendilibar como un «¡tío de la hostia!» y de fantástica su relación con él. «Tengo que agradecer a Mendilibar porque me ha sorprendido. No le conocía y me ha ayudado muchísimo. Me ha hecho mejor jugador y siempre me he tratado genial. ¿Qué ha podido pasar? No sé. Me quedo con que estoy aquí ya», ha explicado, sin titubear a la hora de reconocer que «me comía la tele en casa» esperando a que llegara el acuerdo definitivo.