La peña del Real Valladolid en Madrid se prepara para animar a su equipo en el Bernabéu

La Peña del Real Valladolid en Madrid, visionando un partido del Pucela en su sede del Hogar de Ávila./EL Norte
La Peña del Real Valladolid en Madrid, visionando un partido del Pucela en su sede del Hogar de Ávila. / EL Norte

El grupo nació en 2006 fruto de un conjunto de conversaciones en un foro de Internet

JUAN ÁNGEL MÉNDEZVALLADOLID

Madrid. Sábado, 3 de noviembre. Hogar de Ávila. La Gran Vía, a un paso. 12.00 horas. Las camisetas blanquivioleta comienzan a empapar el ambiente. Es un día especial. El Pucela vuelve al Santiago Bernabéu. Y lo hace por la puerta grande, por encima del millonario anfitrión. La Peña del Real Valladolid en Madrid se cita en su sede para arrancar la peregrinación hasta el estadio donde exprimirán sus gargantas para inyectar energía a los chicos de Sergio. Es un relato anticipado de lo que vivirán los hinchas vallisoletanos mañana en la capital de España, incluidos los seguidores que viajen desde Valladolid, que también están invitados al prólogo del retorno albivioleta al coliseo blanco.

Llevan demasiado tiempo sin lucir en el Bernabéu el escudo que tienen tatuado en el corazón. El sentimiento blanquivioleta adquiere un regusto especial cuando uno lo profesa desde la distancia y la peña del Real Valladolid en Madrid lo exhibe a diario desde hace doce años. Representan el latido del Pucela en la capital de España y mañana tienen una cita que lleva marcada en rojo en su agenda desde que la LaLiga publicó el calendario. «Llevábamos mucho tiempo esperando este momento y será un partido muy especial», confiesa el presidente, Óscar Bartolomé. «Nos concentraremos al mediodía, tomaremos algo y a las 15.00 horas cogeremos la línea de metro de Tribunal para ir al Bernabéu». Es el plan de acción de la peña, que espera un día mágico, aunque en su memoria todavía corretea el carro de dianas que recibió el Valladolid (7-0) en la temporada 2007/2008. «No quiero ni mencionar las goleadas, pero es inevitable acordarte. El equipo llega en una buena línea», continúa Bartolomé.

La peña nació en 2006 fruto de un conjunto de conversaciones en un foro de Internet. Desde entonces, las actividades se han multiplicado y todos, sin excepción, esperan que el regreso al Bernabéu no les desdibuje la ilusión. «Estamos convencidos de que vamos a hacer un buen papel», pronostica Bartolomé.

Las cuarenta camisetas blanquivioleta coserán sus escudos a los más de 1.200 hinchas que viajarán desde orillas del Pisuerga hasta la capital de España. «Yo espero que al final, entre los que vamos organizados y la gente que va con abonos del Madrid o con entradas sueltas, seamos más de 1.500 seguidores del Valladolid. Nosotros ya hemos cerrado con la Federación de peñas que llevaremos nuestra pancarta y esperemos que el Real Madrid no diga lo contrario y podamos lucirla en el Bernabéu», explica el representante de la peña.

Aunque están a 200 kilómetros de distancia, los hinchas del Real Valladolid en Madrid viven con devoción, pero también con cautela, la excelente trayectoria liguera del cuadro castellano en el curso recién comenzado. «No debemos perder de vista que nuestro objetivo es la permanencia porque todavía recuerdo la temporada de Mendilibar, que nos iban a sobrar 12 partidos y al final acabamos como acabamos».

Los cincuenta peñistas que no han abonado los 45 euros para presenciar en directo el retorno del Real Valladolid al Bernabéu animarán a su equipo desde el Hogar de Ávila, que como todas las tardes de partido se teñirá de blanquivioleta. Apenas restan unas horas para que el hincha pucelano se reencuentre con su pasado más lustroso. Por fin podrán presumir de paisanos, de colores. Llegó el momento de fardar. Podrán codearse con los compañeros de pupitre u oficina que llevan años hablando del Pucela como un equipo de Segunda. Mañana, los discursos se pronunciarán desde el mismo atril. Al fin, el Real Madrid se verá las caras con el cuadro castellano en el Bernabéu. Disfruten.

El ascenso dobla los socios

La peña del Real Valladolid en Madrid también ha notado las vibraciones positivas que representa un ascenso y ha visto cómo se ha duplicado su masa social. El hincha se siente de Primera y la asociación ha pasado de tener 40 fieles a expedir 90 carnés, lo que demuestra que el sentimiento pucelano no para de crecer en la capital de España. De hecho, su lema reza. «Este año más motivos que nunca, igual del Pucela que siempre».

El perfil del simpatizante blanquivioleta en Madrid también ha ido cambiando con el paso del tiempo. «Al principio éramos más gente de entre 30 y 40 años que trabajamos en Madrid y compartimos nuestra pasión por el Real Valladolid, pero ahora tenemos más estudiantes, gente más joven que también se ha enganchado a la peña y que vive todos los partidos con nosotros», explica Óscar Bartolomé, que accedió a la presidencia para sustituir hace ocho años a Juan Carlos Acero, primer responsable de la asociación y hoy vicepresidente. «Hay algunos socios abonados del Valladolid que van a Zorrilla y queremos hacer algún desplazamiento con toda la peña. Por ahora, animaremos al Pucela en todos los partidos que dispute en Madrid».

Los miembros de la peña, en el pasado 'play-off' en Zorrilla.
Los miembros de la peña, en el pasado 'play-off' en Zorrilla. / El Norte

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos